EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 8 de noviembre de 2013

INASEQUIBLES AL DESALIENTO E IMPASIBLE EL ADEMÁN.





Damas, señoras, mujeres, amigas: que nada en la vida os detenga, y sobre todo, NADIE. Ya sé, sé que el acoso, el maltrato, la presión psicológica dejan más huellas que los guantazos, que también los dejan, pero se van borrando con los días. No olvido que decís muchas veces que no podéis más, y seguís pudiendo, y os levantais del suelo sabiendo que no tardareis mucho en volver a caer. Que os quitais el desamor a dentelladas y la tristeza a manotazos, mientras cantáis una nana para dormir a la criatura más pequeña de la casa, o poneis vendas sobre las heridas que no se cierran ¡tantas hay! de los hijos mayores que cuidan de sus hermanos por aquel -que debiéndolos cuidar a todos- no lo hace. De sobra sé que nunca teneis tiempo para vosotras, que habéis olvidado el significado de la palabra armonía, que vuestra salud y bienestar son tan ajenos y están tan fuera de vuestro alcance como la fórmula de la Coca Cola. Que una vez, la persona que dijo amaros secuestró a la esperanza y borró de vuestro diccionario a la autoestima. Y aún así, seguís viviendo el duro día a día. Luchando con un brazo, y limpiando lagrimas con el otro, inasequibles - sólo en apariencia- al desaliento e impasible el ademán, para que no sufran hijos, padres y allegados, que nadie sepa nunca de vuestros infiernos helados y vuestros paraisos que no sólo no existen, sino que nunca existieron. Un día (espero que cercano) partiréis todas a la reconquista de la felicidad, tan lejana y ausente. Allá se ve ya la avanzadilla de la expedición, y aunque la retaguardia se retrasa, acabará uniéndose. Por el camino, dejarán flores a las que ya no podrán unirse. No importan las zancadillas que os pongan los indeseables: llegaréis. Mejor dicho: llegaremos. No me esperéis... ya os alcanzo.

RANITA

MARPIN Y LA RANA 

4 comentarios:

Pilar V dijo...

Ojalá ese dia sea pronto, duele la espera.

Un abrazo

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Duele, duele mucho. Gracias Pilar.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Ay Carmencita, nos han quitado lo que más amábamos, pero no nos han birlad; ni a la mañana, ni el sol, ni la noche, ni la lealtad, ni las horas que pasan y llegan, ni la espera.
Esperando y resistiendo en el ocaso de nuestras vidas. Es así, porque sí o porque no. Todo esto es para nada y es para todo.
VIVIENDO, malviviendo, sufriendo, gozando a veces...algo es algo, y mucho menos es nada. ¡Una sonrisa para la cámara!

Anónimo dijo...

A Ranita.

Me gusta todo lo que tu escribes.
L I N A R E S