EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 29 de agosto de 2012

RITUAL mortal para un alma benevolente. A MARIO.




Se enamoró del agua,
virtud de la ingenuidad,
es noble su conciencia.

Se presentó en sueño
embelesado y más claro, 
Con sus penas alegró
el reconocido martirio.

Sobrepasó dolor y gozo
No era chivo expiatorio.
ni tampoco su tiempo.

Y si te Custodiamos 
Permite que nuestro canto
sea  vivaz y  trepidante
Ternura, en la  agitación.

¡Escrito estaba el retorno!
alma buena que ameriza
en el sublime encantamiento
creado especialmente, Mario
para ti, de nosotros.

Marpin y la Rana




                                                              

1 comentario:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos:
Un Poema muy bello.
Seguro que Mario lo agradecerá.
Un beso, Montserrat