EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 28 de julio de 2011

EN LA MAÑANA DEL ÚLTIMO JUEVES DEL MES DE JULIO. (Acuerdos yo-gano/tú ganas).




En todas las clases hay alumnos que destacan y otros suelen quedarse atrás. Recuerdo el caso de un profesor de enseñanza media que utilizaba un ingenioso sistema de motivación para recuperar a los alumnos más atrasados.
El sistema consistía en hacer un acuerdo con toda la clase. Todo alumno que hubiera aprobado el examen parcial de la evaluación podía ofrecerse y ayudar a otro que hubiera suspendido, y preparar juntos el siguiente examen. Si lo hacían, ese alumno anotaba al comienzo de su examen el nombre del que habia ayudado. Si después aprobaba, el profesor recompensaba con una subida de un punto al que con sus explicaciones había logrado sacar al otro de las tinieblas del suspenso.
Así lograba que lo más inteligentes ayudaran a los que iban más retrasados, y esto cubría dos objetivos a cual más interesante: que unos aprendieran la asignatura y que otros aprendieran a ser más generosos y preocuparse de los demás (además, enseñando es como mejor se aprende).
Cuando lo oí contar, me dispuse a experimentar ese método con mis alumnos, que por entonces tenían catorce o quince años. Aunque comencé con un cierto escepticismo, pronto comprobé sus buenos resultados. Los más aventajados ayudaban a los que iban peor, y las calificaciones medias subieron bastante.
- Pero eso no sería propiamente generosidad, puesto que no lo hacían de modo desinteresado, sino por ganar ese punto más en sus calificaciones.
Inicialmente quizá hubiera más de interés personal que de deseo de ayudar. Pero enseguida se vio que para ellos el punto que podían ganar era casi lo de menos; al final estaban casi más orgullosos del aprobado de su compañero que del suyo propio.
El mayor éxito era que quizá con esto algunos redescubrían la alegría que siempre acompaña a la preocupación por los demás. Una prueba de cómo generosidad y felicidad están indefectiblemente ligadas, tanto como el egoísmo y la amargura.

-Alfonso Aguiló-

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA

10 comentarios:

Houellebecq dijo...

Esto me ha recordado que a mí me tocó estar con un alumno poco aventajado en el colegio pero no habái esos incentivos de los que hablas y más bien yo me fui al lado oscuro. No bajé mis calificaciones pero el otro tampoco solo las subió. Eso sí, nos hicimos grandes y eternos amigos y me convertí en uno de los pocos empollones que no sufrieron ataques por parte de los matones habituales de clase. Estaba perfectamente integrado en el mundo de las ideas y en el de los futbolines de barrio. Como pedagogo (aunque no ejerzo) me fascina todo lo referente a educación.

Vendetta dijo...

Es totalmente cierto

Vendetta dijo...

POr cierto hago el seguidor 102, me toca premio?? jajaja

MUCHITA dijo...

Voy a super compartirlo con varias personas.

Excelente.

Besos mil.

Mascab dijo...

Se suele hacer con frecuencia intercalar alumnos aventajados con otros menos adelantados. A veces funciona pero otras, retrasa al que iba mejor! Claro que lo del incentivo, no lo había oído nunca y acepto que es una buen método.

Mañana os dejaré un regalo especial. Cierro por vacaciones y no regresaré hasta septiembre, aunque quizá, por el blog, no lo haga hasta octubre, el inicio de curso siempre conlleva demasiada burocracia.

Hasta entonces os deseo un feliz verano y disfrute vacacional!

Os dejo un abrazo sincero y muchos besos, uno por cada día que nos separe.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

HOUELLEBECQ: La experiencia que cuentas nos ha encantado. Integrarse en el mundo, pero no en un sólo bando. La educación es uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad y bien vale el esfuerzo de fomentarla y en el nuestro, especialmente, reformarla.

Un abrazo.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Vedetta, nuestra más cordial bienvenida a nuestro Blog. Eres la 102, sí. La mejor 102 de todos los tiempos!

Un abrazo fuerte y se disparan en tu honor las salvas de esa nave.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

MUCHITA: Compartir contigo siempre es un placer.

Besos mil para vos.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

MASCAB: Que tus vacaciones sirvan para cargar pilas y volver renovada de cuerpo y mente. Te esperaremos, por supuesto, ya que nos queda mucho por compartir.

A tu regalo, desde ya te damos las gracias y seguro que es tan especial como tú

Un abrazo y felices vacaciones!

Pilar dijo...

Sencillo, barato y que no precisa grandes inversiones, lo siento esta no es una de las iniciativas que estamos buscando, y si además funciona, mucho menos.
Fdo: El Mercado.


Un beso