EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 29 de julio de 2011

CARA Y CRUZ



Un día me despierto joven corcel
y otros días viejo penco herido.

Mariposas de colores mis deseos
cuernos negros de presagios mis certezas

Agua cantarina de una fuente, el alma
lodo estancado en pantano, el corazón.

Canción alegre en la mañana
Requiem solemne al atardecer

La vida como una promesa al despertar
La Muerte como un anhelo al dormir

Ranita

6 comentarios:

los pucheros de kasioles dijo...

Vida y muerte ¡qué antagónicos son!
Sin embargo, desde el momento que nacemos, van muy unidas, llegan a ser inseparables, pero, en nuestro caminar, preferimos olvidar esta última, es más, intentamos no mencionarla, se ha convertido en un tema tabú, no nos preparan para la muerte, es algo que tenemos que afrontar solos.
Felicitaciones.
kasioles

MARIAN dijo...

así es hoy te comes el mundo y mañana el mundo te come a ti.
un saludo
marian

escuchando palabras dijo...

chan!!!! muy buena, me ha maravillado, besitos

MUCHITA dijo...

Uf..¡que poemazo eso de vida y muerte!

Besos mil.

Sony dijo...

gracias por acompañarme en el dia de mi cumpleaños y por la palbras cariñosas que me han dejado en mi blog.

les dejo un fuerte abrazo y feliz fin de semana!!!!!!

Houellebecq dijo...

Así es, cada día nos despierta de un modo u otro. A veces las variaciones son durante el mismo día. Eso demuestra que nada de lo de fuera importa demasiado. Todo depende de como queramos verlo.