EL BLOG COMPARTIDO

sábado, 31 de julio de 2010

Fray Luis de León.



Escultura de Fray Luis de León, en Salamanca 


Aquí la envidia y la mentira
me tuvieron encerrado.
¡Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,
y, con pobre mesa y casa,
en el campo deleitoso,
con sólo Dios de compasa
y a solas su vida pasa,
ni envidiado, ni envidioso!

Escritor de la literatura ascética de la segunda mitad del siglo XVI. 
Estuvo en la cárcel por traducir la Biblia a la lengua vulgar sin licencia. (Cantar de los Cantares). Al volver a su cátedra después de cinco años encarcelado dijo: "Como decíamos ayer..."

Faustino 

5 comentarios:

Montxu dijo...

Una joya, autentico manjar su lectura.
Bien traído, abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Muchas gracias por compartir esta Poesía de este Sabio Fraile, no se si es santo.

Un abrazo, buen sábado, Montserrat

Pilar dijo...

siempre me ha gustado esa nota de absoluta rebeldía y desprecio a quienes le retiraron del mundo, manifestada de forma tan discreta e incluso humilde, simple frase sin trascendencia: como decíamos ayer.

Refleja tan seguridad que me extraña que no fuera motivo de nuevo encierro.

Anónimo dijo...

Es lo que a mi me pasa con ...........
L

Tony dijo...

Este señor me recuerdo cuando yo estudiaba en el colegio.. siempre fui tan malo para acordarme de estas cosas.... jeje Pero sin duda siempre acababa aprobando, porque me tomaba todo como un simple cuento....

Un gran saludo ^^