EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 24 de marzo de 2010

RELATOS NUESTROS DE CADA DIA: EL CUADRO MALDITO

Cuadro atribuído Giovanni Bragolin o Franchot  Seville,  alias Bruno Amadío
conocido como "El niño llorón"
Foto: Google tal como aparece en
http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.laopinon.cl/tmp_images/334/noticia_16655_normal.jpg


     Cuando aquella tarde, por razones que ahora no vienen al caso,  me quedé en mitad de una calle de Estambul, sin otro equipaje que una mochila y  pocos euros en los bolsillos, reconozco que tuve miedo. Estambul es una ciudad maravillosa y colorista de día, si se visita el Bazar de las Flores, por ejemplo.  Más se torna siniestra y amenazante cuando el sol deja oscurecer  el Cuerno de Oro y las sombras toman posiciones. Tampoco quiero recordar ahora como  tras una serie de peripecias, me vi esa noche en una pequeña habitación alquilada en una casa vieja que olía a paprika y té especiado. En mi estancia sólo había una mesa, un armario, un par de sillas y un sillón que por la noche se transformaba en cama. El precio de la habitación incluía también una  manta. El aseo estaba en un destartalado pasillo donde encontré a un par de personas que parecían tan forzadas como yo a estar allí. En una de las paredes,  estaba  la lámina del niño llorando. Los dos siguientes días los pasé prácticamente durmiendo, y al tercero, recibí la añorada visita. Mi amigo se quedó mirando el dibujo  y me preguntó: 




- ¿Cónoces la leyenda de esa obra? 

-No- le respodí -Lo que sí puedo asegurarte es que no es la primera vez que la veo desde que llegué a Turquía. Hay docenas de estos cuadros viejos en los bazares, y nadie parece interesado en ellos.

-No me extraña. Yo que tú lo quitaría - Y acto seguido me contó la leyenda del cuadro.   

Pintado por un pintor del que poco se sabía, se decía que éste, ante su poca fortuna como artista  había hecho un pacto con el diablo. El niño del lienzo era, según se decía, un desgraciado  que acabó muriendo en el incendio de un  orfanato. Desde entonces la posesión de la obra traía muy mala suerte a sus dueños, a los que perseguía la mala fortuna y la muerte.  

- Si giras la cabeza a la izquierda todo lo que puedas, verás como al niño parece que se lo está tragando un demonio con forma de pez. Y hay  quien asegura, que el espíritú de la criatura permanece en la pintura y sale para matar a quien le mira, quemando después todo para no dejar rastro. Sólo quedan cenizas y encima el cuadro intacto que no sufre daño alguno. 

 Cuando me quedé sola miré aquella cara. No veía en ella yo nada siniestro, salvo las lágrimas. La mente de un humano adulto sano está programada genéticamente para proteger a los pequeños, de ahí que los niños usen sus llantos para pedir ayuda o manifestar sus necesidades. Sin embargo, el  tipo de llanto que  mostraba la faz del  modelo, era diferente. Silencioso y resignado. Lagrimas de hechos consumados, dolor de cuerpo roto y alma quebrada. Evocaba el estigma de los niños del planeta muertos de hambre, maltratados, asesinados por torturadores o pederastas, traficantes de órganos o seres viles. La inocencia apaleada y pisoteada. No era de extrañar que el inconsciente colectivo, antes de admitir los delitos que se cometen contra la infancia, invente una absurda leyenda urbana. Los niños son gran alegría, risas y juegos a escala global. Es mucho más fácil tachar  un cuadro de maldito, para deshacerse de un infante que nos acusa  en  silencio. 

 Bajé el cuadro y lo  abracé. Le canté una nana al  pequeño llorón  y los dos nos dormimos. Nadie quemó la casa esa noche ni vino un hermoso y triste niñito-demonio a apoderarse de mi alma. Al día siguiente, viajaba conmigo y desde entonces permanece a mi lado. 

Para que la  Memoria no  olvide.


La  Ranita.- 


"Lagrimas en el Cielo"
Canción que Eric Clapton dedicó a su hijo de 4 años, muerto.




6 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si me gusta más la musica la cara del niño o lo que cuentas, lo que si se es que me has hecho llorar y sentir
V

Anónimo dijo...

hola soy una rana venenosa croac croac ¿de dónde sacas todas esas historias?
la rana venenosa

Entidad Dual dijo...

Pues de aquí y de allá, rana venenosa. De los estanques de agua limpia y de los pantanos embarrados De los lodos, de los vientos, de los nenúfares. De otras ranas incluso.

Saludos desde mi charca.

Anónimo dijo...

Con independencia de la leyenda a mi me encanta la carita del niño triste

Almudena

Anónimo dijo...

Felicidades por el blogg.
Conflicto.

Marpin y La Rana dijo...

Gracias conflicto.