EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 3 de febrero de 2017

El único objetivo de mi existencia es alcanzar la luz interior que hay en ti y que subyace en mi. Tu y yo nos perseguimos con imperiosa necesidad. En algunas ocasiones nuestras almas se entrelazan durante un eterno feliz instante. (Lo duradero nos hipnótíza y de paso vuelve a separar nuestros caminos ¡Sino y destino que asumimos con el valor de la esperanza! ¡Nosotros hemos estado aquí! ¡Nosotras estuvimos aquí! )

                (BORRADOR EN PROCESO DE CREACIÓN)

-Aparte de aquí,  adverbio; en este lugar, quédate aquí mismo, acá. Descríbeme tu "aquí",   amor mío.



Aquí, es  la fuerza de la  tierra que pisamos.

Aquí,  eres la vida de mis vidas.

Aquí, tenemos nuestras posteriores existencias y ya no son relevantes.
  
Aquí, es todo y es nada y  a la inversa. 

Aquí, estamos de nuevo tú y yo, nosotros. 

Aquí, hallamos  abrazos pasionales y tiernos. Tú eres la sincera mañana y yo la honesta noche.

Aquí,  estrujamos las esencias de nuestros pechos de hojalata. ¡Son de carne y huesos!

Aquí,  hay un olor que  apesta a odio y rabia.

Aquí,  somos parte de las víctimas inocentes.

AQUÍ, me revuelvo contra mi yo porque soy rebelde. No hay sentido para los inhumanos humanos,  asimilo lo que puedo y no quiero; camino deprisa y no detengo la velocidad inicial - por las adversas o gratas consecuencias,

(Sentado en la quietud, el  movimiento  zarandea hasta lo inamovible.)

No hay armonia, paz ni quietud en el caos de las guerras, desigualdades, enfermedades y hambrunas,
Vamos regular, Créeme. Finalmente llegaremos a las  danzas de los vientres, allá  la felicidad se alarga perpetuamente.

  (Lamentablemente, oh si,  regresamos al viejo y conocido punto de partida.)

Puerto va y puerto viene. Continuamente viajando por separado  y regresando por los tubos de ensayo astral, que siempre  nos conducen  Aquí. Cálidas e inciertas esperas, " constantemente ESPERANDO" (entonces)  recordamos  que  ya renegamos. No, no y no. De nada sirvió.  Nos aguardan  días, tal vez  sean muchos.  La pócima mágica   comienza a hacer efecto, ¡Soy yo!

-¡Es  él!  o sea soy yo. ¡Eres tú!   Suspiro hondamente y doy tregua a los tic tac del del misterioso tiempo muerto.  Apresúrate despacio. El teatro diario ha empezado. Amor de mis vidas.


 ( La luciérnaga  desciende  " es cómo una  criatura galáctica"  su peculiar y extravagante sombrilla  me cobija cuan  ancho y largo soy.

Al cabo de un rato  y no de súbito pregunta ¿por qué dices tanto - vida de mis vidas?

Pienso para mis adentros.  Y le respondo  "Vida de mis vidas"  es lo más de lo más. Es el AMOR del presentes,  y de mis pasados y  futuros.

                        ¿ENTIENDES?

(Ella mira largamente pero  no es a mi.)

Como no tengo más explicaciones la beso fugazmente en la mejillas, ella  aletea y retira su fragancia de estrella. A pesar de mi  desatino y de su gesto,..Juntos deletreamos:  Armonía, Paz y Serenidad. Vocalizando para el empobrecido mundo y para nosotros dos, cuatro, cuarenta...,

¿Qué le ha sucedido a la Armonía,  a  la  Paz y  a la  Serenidad?

- Las han encerradas en tres profundas  mazmorras,   Indefensas  y encadenadas no se defienden  ni ayudan a los insignificantes  mortales.

Eh.  Yo también estoy encadenado, -digo sin violencia pero con contundencia,  creyéndome con la verdad: Me condenasteis repetidamente y he perdido una eternidad irrecuperable. No es digno y siempre falta tiempo para evolucionar a mejor,  otra vez llegaré tarde al juego del vivir para morir,  ¡Madre mía!,

       Ingrata condenas en la que no hay suficiente tiempo para evolucionar.
                             Miguel Ángel B. G.


                                           Marpin y la Rana