EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 27 de enero de 2017

El testimonio de un superviviente es siempre para la posteridad. PERDONAME ¡Amada y eterna libertad sin sentido!

                                            ¡Hola! A mi nadie me explico que el mundo y sus habitantes eran así. Deja que te ponga una imagen. Espera.





                                               Corretea la gata por la casa y  su maullidos  salen por el altavoz. Amor de mis amores, no estás descalza sobre las alfombras, no te has quitado las medias ni los tacones. ¿Sin despedirte te marchas? que poca consideración. Las alimañas también sentimos, y sin palabras comprendo.

Mira los rayos verdes proyectándose sobre infinitos horizontes;  abandonados a su suerte. Renegaré de ti cuando tú reniegues de  mi.   Acaso hemos vivido  nuestro sueño,   para el amado y despreciable público...?

Vamos niña, regresa  a la  inestable fila y  ponte  detrás,   voy delante pero te cedo el turno,  ¡anda y ponte erguida! No llores  cuando todos lloran. Saca  el consabido final y escribe  Fin.,   no  sirven las excusas y nada  justifica a los  matadores matados. Ladra el perro a la gata: Guau guau no eramos  imbéciles, guau guau  ¡verdad qué no!
Desdichados  porque no  han sabido defender lo que más anhelaban y pagan un alto tributo 
¡Siglos  sucumbiendo en lo  vivido!  (No escribas lo que no sientes).    



                                         ¡Mentirosos!

"Asoman los muertos por  las cunetas abandonadas de los caminos,
 rogando a los vivos que  no  invoquen al amor si ya  no aman."
                                                 MABG


                                           Marpin y la Rana.