EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 23 de diciembre de 2012

Juan Ramón Jiménez. ETERNIDADES 1916 -1917. ¡Qué lejos, azul, el cielo, de la tierra pobre! Pero los dos son el día bueno.






Sólo lo hiciste un momento;
mas quedaste, como en piedra,
haciéndolo para siempre.

Marpin y la Rana


1 comentario:

Pilar dijo...

Hermoso recuerdo, a un hermoso poema