EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 7 de octubre de 2011

VIRANDO EL CIBERBARCO A UNA ISLA PRECIOSA.



 
Veo... veo... Amor y Bondad. Veo millones de personas maravillosas. Veo qué la dicha y el gozo lo inundan absolutamente todo. ¡,Oh cuánta alegría! Y parece mantenida en el tiempo-espacio ¡Es duradera, perpetua y no tiene fin!

Donde nos sonrían los jardines,
las colgantes de Semíramis,
que ascienden a las nubes en espléndido
y coloreado estío, y chapotean,
¡chapoteáis, sí, sonoras fuentes!
En el largo verano nos espera
paradisíaca vida de amores,

allí, en la más alta terraza quiero,
oculto entre rosas de fuego, en quedo
coloquio estar, en tanto a nuestros pies,
del sol quemados, se tiendan los techos
de Babilonia toda...

En la incansable "eterna" busqueda de la felicidad, algunas veces sí hemos sido felices.

El blog de marpin y la rana

3 comentarios:

escuchando palabras dijo...

mis amigos la gente busca la felicidad y yo creo q todos la tenemos somos portadores de ella, solo hay q saber sentirla. buen finde besos

Houellebecq dijo...

Lo malo es cuando éramos felices y no lo sabíamos. Pero sí, el que más y el que menos ha sido feliz y puede seguir siéndolo mientras lo intenta. Nunca de manera definitiva. La felicidad no es eterna. Pero el dolor tampoco.

Anónimo dijo...

tamos hechos de un ying de dolor y un yang de felicidad
La felicidad si es eterna Houebec los humanos no; caducos y perecederos
La chica de tu vida