EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 25 de agosto de 2011

Hoy he escuchado como una vecina llamaba a otra "Gárgola".

 Supongo que ha querido insultarla. La tradición nos cuenta de la existencia de un dragón llamado La Gargouille, que vivía en una cueva, a las orillas del río Sena.  El monstruo causaba grandes desgracias, se tragaba a los barcos y escupía agua con mucha facilidad, ocasionando inundaciones. Un hombre llamado Romanus o exortizó y venció, llevándolo mansamente a la ciudad donde fue quemado, a excepción de su cabeza y cuello, que como recordatorio fue puesta sobre el Ayuntamiento.e asoman desafiantes en las cornisas de las grandes catedrales góticas. Así nacieron las GARGOLAS, las defensoras de piedra que eran instaladas en los aleros y tejados de las iglesias con la doble misión de desaguar la lluvia, pero sobre todo con el encargo divino de preservar el lugar de las influencias de los demonios.Cuanto más fiero y dantesco su aspecto, más eficaz su protección contra  las fuerzas del mal. 
¿Cual habrá sido la intención de esa vecina? ¿Llamar mostruo a la otra? ¿Llamarla fea? ¿Decirle que siempre está mirando desde las alturas? 
A mí no me importaría ser Gargola, guardiana de lugares y secretos y depositaria de una misión divina, mientras juego con  la lluvia.

Ranita

El Blog de Marpín y La Rana


 

5 comentarios:

Houellebecq dijo...

Me parece que la intención nunca suele ser buena. Piensa mal...
Pero qué suerte. Yo tengo vecinos de tercera división que si insultan no les entiendes porque sus dos neuronas no les dejan articular bien. Mucho menos intentes razonar con ellos. Cómo me gustaría alguien que usase cosas tan imaginativas como Gárgola (yo que amo lo gótico las suelo fotografiar cuando visito catedrales). Aunque vete a saber si no ha sacado eso de los dibujos de la Disney.

Anónimo dijo...

xi tu vexina te ize gargola ta esta disiendo veja cagonna mamotrepa
la foleti

MUCHITA dijo...

No sabía que la Gargola tenía esa función. Me encantó la historia, sabía que algo tenía relación con el infierno pero no que eran guardianes que protegían contra el mal. Buenisimo.


Besos mil.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

HOUELLEBECQ: A mi me fascina el Gótico,especialmente las catedrales.
Un abrazo muy fuerte.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

MUCHITA: ¡Hay tantas leyendas que no conocemos y son fascinantes! Mil gracia spor tus palabras.

Un abrazo muy fuerte.