EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 31 de agosto de 2011

EL CUENTO SUEÑO DEL HOMBRE NIÑO.



 Hace bastantes años, aproximadamente  veinticinco,  alguien soñó  que trepaba por una escarpada y peligrosa senda, cuando en uno de los estrechos recodos se encontró de bruces con un duende verde, subido a una de las siete rocas blanquecinas  que se hundian repetidamente en el elevado paisaje, cual dagas con sus empuñaduras apuntando al nubarrado cielo, concretamente encaramado en la cuarta roca, la qué más brillaba, justamente delante del caminante y a pocos centímetros.
- ¡Salud, mortal! -dijo el duende.

- Hola y adiós - respondió el humano.
- ¡Oye!...Tú te repites mucho, te repites mucho ¿sabes que te repites mucho? le dijo el duende 3 veces con guasa y cierta solemnidad -  mientras se iba difuminando en los aires del cosmos. 
- Los siglos y la naturaleza también se repiten incesantemente, los relojes de arena corren sin sentido entre el hermoso bien y el horrible mal; con la voz y mis gestos, un lapiz o un teclado repito e insisto en lo mismo de siempre. ¡ Por un mundo feliz, importantes son los  cimientos de la existencia! Renovarse para seguir muriendo una y otra vez, tal vez eternamente? eh,  gran hermano duende, - clamó el viajero con buen humor y mejor talante.

Como antes ya se habian despedido y el duende casi habia desaparecido, el explorador, observador o lo que fuera-  siguió subiendo por el sinuoso y pedregoso sendero, llegando a la cima al cabo de un largo rato, en la amplia explanada le aguardaba una sorpresa, cima completamente diferente a las que conocía, estaba plagada de diminutos letreros que tenian vida propia y  le seguían corriendo, y no sé sabe cómo lo hacían  - los extraños carteles -rezaban así: Recordatorio para Demonios, Ángeles, Santos y excelsas divinidades " (Recuerda siempre que los  mortales del planeta Tierra son inocentes, hagan lo que hagan nunca serán culpables."

En silencio y vociferando cuerda y enajenadamente. Cien veces he renacido..., hasta que en el preciso relevante instante, "de espacios y tiempos reptadores y levitadores",  yo, M.A.B.G dejaré el estado fisico y espiritual de mi conciencia en la vida y  en la muerte. Y entonces - nunca más volveré a morir o  a nacer ".

Marpin_


  El blog de marpin y la rana 

4 comentarios:

mar- galia dijo...

El hecho de morir es un paso màs ,no debemos temer,seria cansado vivir siempre,vivir con una calidad màs o menos buena .Pero vivir ahora...
saludos

Anónimo dijo...

Interesante y muy intensa reflexión que se la dedico con vuestro permiso a Antonio y su señora Rosario que por lo que se son lectores como yo de este blog.
Un saludo de Rufino el de ciberchess..

Pilar dijo...

Eterno retorno, hermoso modo de contarlo.

Un beso de septiembre

Anónimo dijo...

Es genial. Estupenda composición.

Saludos