EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 22 de julio de 2011

"TE QUIERO, ORQUIDEA, TE QUIERO, JAZMIN"




Para él,  los "te-quiero" tenían que ser como las Orquideas, exquisitos, raros y peculiares.  Únicos cual nenúfares que crecen entre lodo sólo en determinadas temporadas y condiciones climáticas. Para ella, los "te-quiero" tenían la habitualidad de lo cotidiano. Los necesitana como respirar o para saciar su sed, como que el sol entrando en su estancia cada mañana. Eran "te-quieros-jazmines", pequeños e infinitos, que caían como lluvia mansa sobre aquel amor tan especial de ambos. Perfumando todos sus instantes. Dejando el olor en la habitación y en las pieles.  Cada uno de ellos era como el anterior y como el siguiente, aparentemente iguales, las diferencias estaban en la intención. 

- No me digas te quiero cada día- pensaba él. La costumbre hace que parezca que pidas la sal.

- Dime te quiero todos los días, por favor- pensaba ella. Yo lo necesito ¿No ves que su falta se parece un poco al abandono?

Ranita 

4 comentarios:

MUCHITA dijo...

Me sentí identificada.
Besos mil.

Pilar dijo...

Entre el jazmín y la orquídea me quedo con el primero, pero entiendo la belleza sublime y perfecta de la orquídea, quizás será maravilloso poder combinar ambos.

Precioso, Ranita.

caly dijo...

Hay amores que son realmente especiales, lo importante es que cada uno, a su manera, perfumen su vida y la de los demás. Buen fin de semana, ranita.

mar- galia dijo...

Precioso ,Ranita me encanta lo q escribes besosssss