EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 21 de julio de 2011

El primer mundo se pone en tratamiento contra la obesidad, mientras millones de personas se mueren de hambre, por ejemplo... en Etiopía.


LA ESTUPIDEZ HUMANA

La estupidez humana
a Heráclito hacía llorar
compadecer es amar
la lágrima no es vana

Demócrito reía
solo átomos veía
hombre de gran crueldad
y reía con maldad

El fuego es la verdad
por eso hace llorar
un incendio de bondad
de grosera materia
todo lo hace despreciar
con una risa seria.

Tales dijo en el pozo:
¿De que me sirvió pensar?
Me producía gozo
Es digno de alabar

Sócrates dijo ¿porqué?
¿de qué me sirvió pensar?
si solo llegué a saber
sólo que nada sé.

Heráclito y su fuego
que le hacía llorar
¿de que me sirvió pensar?
si en cada momento
cambia el mundo
y mi pensamiento con él.

Marpin_

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho, Marpín.

Núria dijo...

Es una de las miles de inconguencias en nuestro planeta. Un desatino total que está en manos de los que hoy se ponen a dieta, el corregir.
Abrazos de buenas noches!
Núria

Soledad dijo...

Es incomprensible, pero cierto.
La obesidad es una enfermedad a la que hay que poner solución, nunca tendría que morir nadie de hambre, hay suficiente alimentos para dar, en ellos es una gran y enorme necesidad.

Un abrazo grande.

mar- galia dijo...

Por desgracia hay mucha obesidad en nuestro país y tampoco es para frivolizar,pues mueren al año muchas personas .Es cierto q nadie debe morir de hambre,y hay suficiente para todos ,la pena q las grandes industrias prefieren tirar q repartir
ellos lo necesitan con mucha urgencia

un beso a todos

Ana dijo...

Un mundo de contrastes, sin duda... y a veces un mundo idiota.
Saludos
:)

MUCHITA dijo...

Excelente.
Viste cuanta desigualdad.
¿Como se arregla eso?
¿Cómo pensar?
Mas bien actuar pero hay resistencia por cuestión inevitable de nuestro ego.

Besos mil.