EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 21 de enero de 2011

Con nuestra Carmela: El niño se ha hecho un anciano, una sombra callándose. Le esperan un poco más allá.


La boca entreabierta, la cabeza y los ojos hundidos, el fruto de la carne, agua a la nueva vida. Ven conmigo,  hombre. ¡Aquí vengo yo a custudiarte. Las alabanzas y las bendiciones son tuyas. Ven con fe al leal funámbulo,  camina delante por los hilos y no pierdas el equilibrio; que gran  descanso eterno tendrás, y noble será el reposo.
(Lestrigones)


                              El blog de marpin y la rana

7 comentarios:

Pilar dijo...

Descanso y reposo.

Mª Pilar dijo...

Un poco triste

Pilar

Anónimo dijo...

Seguimos esperando un destino trazado de antemano...¿¿¿Es esta toda nuestra infinita verdad??

escuchando palabras dijo...

Fatal, esto de no perder el equilibrio, jeje...habra q prestar mas atencion en el caminar, besitos chicos

Anónimo dijo...

Hello!

mária dijo...

Muy bonito, pero a los lestrigones, por muy grandes que sean no hay que tenerles miedo.
Eso decimos Kavafis y yo.
Besos.

Anónimo dijo...

¿est une premonnicione?