EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 20 de agosto de 2010

Si cuidamos a una persona desconsolada (decía Séneca) que abusa de su soledad,

"Consuelo" Edgar Munch



...lo mismo debemos hacer con un melancólico:ponerlo en algún asunto, ejercicio o diversión que pueda distraer sus pensamientos y le mantenga de algún modo constantemente atento; pues su fantasía es tan inquieta, operativa y rápida, qué si no está en acción permanente, siempre ocupado, obrará en su propia contra, se pondrá melancólico y rápidamente le arrebatará algún temor, celos, disgustos, sospecha, alguna vana fantasía o alguna otra cosa.

El blog de marpin y la rana

3 comentarios:

caly dijo...

Es verdad, hay personas que tienen esa tendencia permanenete a estar tristes. No hay con que pararlos, se distraen un rato, pero la melacolía vuelve. Se hace difícil convivir con alguien así!!
Que bueno que todavía nos podamos dar cuenta.
Un gran abrazo

Patricia 333 dijo...

Hay tirstezas que matan una nunca sabe porque vuelven a recaer

Un besito

Marpin y La Rana dijo...

Caly y Patricia: Gracias a ambos por atravesar el Atlántico en vuestro barco virtual para llegar a nuestro Blog.

Ambos teñéis razón, la melancolia y la tristeza son recurrentes.

Un abrazo.