EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 22 de agosto de 2010

Nunca es tarde si la dicha es buena.





 "Desnudo con Olla de Barro". Gonzalo Gabriel Múñoz Mor


"Si amas a una olla, recuerda que eso que amas no es más que una olla y que no tienes que alterarte si se rompe. Si amas a un hijo o a una esposa, recuerda que son mortales y no te sentirás tan intranquilo". Y así lo mejor no es acobardarse con falsos temores y otros inconvenientes fortuitos, infortunios o calamidades, resistiéndonos y prepárandonos nosotros mismos. En todo caso, es una estupidez tener miedo de lo que no puede evitarse, o descorazonarse por eso. Porque quien tanto se acobarda o teme y se rinde a su pasión, tira su propias armas, hace una cuerda para atarse a sí mismo y lanza una barra de hierro sobre su propia cabeza"

Epicteto


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas noches.
(Mont-se)

Mª Pilar dijo...

Bueno, hay que recordar que somos humanos y el miedo es libre.
El temer por una persona querida es natural, en cambio, hacerlo por un objeto, por muy valioso que sea, me parece estúpido.
Un abrazo

Pilar

Marpin y La Rana dijo...

Nunca se pierden las inversiones de amor, aunque el balnace este en números rojos. El premio de amar es haber amado.

Un beso, guapísima.