EL BLOG COMPARTIDO

martes, 22 de junio de 2010

RELATOS NUESTROS DE CADA DIA: El desierto





"Desierto". Natalia Cárdenas.



Un hombre, agotado por su día a día,  decidió tomarse un respiro para reflexionar  y partió al desierto, pues le habían aconsejado soledad y retiro para poder conocerse a sí mismo.

La primera noche, sentado en la arena  e impresionado por  la belleza del lugar, su espíritu se sentía en calma. Entonces se le apareció de espaldas una figura.
- ¿Quien eres? - preguntó.
- Soy tu ángel.
- ¿Vienes a darme paz?
No hubo respuesta.

La segunda noche, se sentó a esperar. No ocurría nada. Empezó a sentise molesto e  inseguro. El frío de la noche se metió en sus huesos y, uno a uno,   sus miedos y rencores desfilaron por su memoria. Al amanecer, sin haber dormido y exhausto, otra figura nuevamente de espaldas se materializó ante él.

- ¿Quien eres? - 
- Soy tu demonio.
- ¿Vienes a castigarme?
Tampoco hubo respuesta.

La tercera noche, su alma estaba a caballo entre la impaciencia de la espera  y encantada por la contemplación  de la lluvia de estrellas que ofrecía el cielo. De nuevo la figura se interpuso en su campo de visión.

-¿Quien eres?
- Decide tú - contestó la aparición.
- ¿Que  decida yo? ¿Cómo voy a decidir yo quien puedas ser tú?

La figura se dió la vuelta. Tenía sus mismos ojos, su misma nariz y sus mismos pómulos. De hecho su rostro era idéntico al de la entidad que le hablaba.

- Soy quien te ha visitatado todas estas  noches. Decide qué compañía quieres, y decide también si quieres para ti paz  o castigo.

- Ya sé quien eres - exclamó el hombre en voz queda- Tu nombre es  Entendimiento.

Y se dejó dormir con el canto silencioso del desierto.

La Ranita

NOTA: Ya os hemos puesto el final del cuento de ayer. Esperemos que os guste.

11 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos:

Que bonito nombre el del Personaje.
Entendimiento.
Entender a los demás ¿Cuánto cuesta verdad?

En un mundo en que todos queremos la razón.

Enhorabuena, muchas gracias por publicarlo, Montserrat

InfiniteRebel dijo...

Sí, me gusta y mucho. Simpleza y enseñanza, así debe ser.
Un besote.

Núria dijo...

Me ha encantado el mensaje de este relato. Nuestros ángeles y nuestros demonios...sólo de nosotros depende a quien queremos seguir y por que parte de nosotros nos dejamos dominar...
Os dejo un fuerte abrazo, mitad de ángel, mitad de diablillo...:)
Núria

Patricia 333 dijo...

Entendimiento, disernimiento es lo que el ser humano necesita

Me encanto

Pilar dijo...

Demasiadas veces nos castigamos y culpamos a otros o creemos que la felicidad depende de otros, y por ello vagamos por el desierto, sin rumbo, desesperados preguntando a las estrellas qué será de nosotros, como si immensas esferas que giran a millones de años de distancia pudieran decirnos lo que está en nuestro corazón.

Anónimo dijo...

Me duele la cabeza.
(Mont-se)

Marpin y La Rana dijo...

Gracias a todos.

Os abrazamos junto a nuestros ángeles y demonios. Buenas noches y mejores amaneceres.

Mª Pilar dijo...

Angeles y Demonios siempre están juntos, sobre todo cuando uno se sienta a reflexionar.

Me ha gustado el cuento

Un abrazo

Pilar

Alma Mateos Taborda dijo...

El mundo necesita del entendimiento. Maravilloso!! Cada uno es artífice de su propio destino. Hace falta entendimiento. ¡Excelente! Felicitaciones! Un abrazo.

mária dijo...

Muy lindo el relato.
De nosotros depende vivir en el cielo o en el infierno.
Siempre podremos ver el vaso medio lleno o medio vacío.
Es uno el que edecide.
me pido cielo!!!
Un abrazo a todos los que estais por ahí. Tambien para mont-se, aunque me tiene un poco aburrida con tanto dolor de cabeza y tanto cansancio.

Anónimo dijo...

Qué feo