EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 27 de junio de 2010

CATEDRALES GOTICAS: Vidrieras

El Arquitecto gótico al suprimir los muros, hubo de solventar el problema de la iluminación con Vidrieras, permitiendo el paso de la luz a la vez que protegía del frío y las inclemencias en el interor de la construcción.
La vidriera gótica consta de varios elementos:
1.- La tracería de Piedra u organización arquitectónica del vano.
2.- El armazón de hierro unido a la tracería, una serie de alambres sostenidos por el armazón, con los cuales se marcaba la silueta de las figuras.
3.- Los vidrios policromados, sujetos a los alambres por fragmentos de plomo.
Desde el siglo XIII, y sobre todo  durante los siglos XIV, XV y XVI,  los vidrieros tendrán una consideración cada vez mayor.
La tipología de los ventanales fue diversa. Las formas geométricas y los medallones del Románico  son sustituídas por  bastidores horizontales, donde el mayor tamaño de los ventanales ofrecía a los vidrieros la posibiliodad de lucirse con sus creaciones. En cuanto a los colores, hasta la primera mitad del siglo XIII predominan los azules, verdes, púrpuras y rojos. La combinación de estos pocos colores, como si de gemas se tratase, fue llamado "pleno color". Con posterioridad, se aumentaron las tonalidades, siendo asimismo cada vez mayores las filigranas, dibujos y pinturas. Se buscó la profundidad en el dibujo, las tridimensionalidad, y las vidrieras se convirtieron en auténticos libros que contaban historias a aquellos que sabían leerlas. Desde pasajes de la Biblia, pasando por vidas de santos e historias adoctrinantes.
Es todo un privilegio contemplar los cambios de la luz, a través de una vidriera, desde el interior de  una catedral gótica. 
Hacedlo alguna vez, y me contais.
He aquí algunas vidrieras de Catedrales del mundo.
L.R

 CATEDRAL DE ACHEN




 CATEDRAL DE PRAGA


CATEDRAL DE SEVILLA


CATEDRAL DE LEON 


CATEDRAL DE COLONIA 

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Unas fotografías Preciosas.

Besos, Montserrat

Pilar dijo...

La Saint Chapelle en París, en ningún otro lugar me he sentido rodeadad de luz, magia y belleza como allí.

mária dijo...

Me fascinan las vidirieras...la luz...la luz me deja con la boca abierta.
Besos.

Marpin y La Rana dijo...

Compartimos la fascinación por la luz mezclada con la belleza de los colores que cambian de tonalidad según las horas del día.

Gracias a todos por vuestros comentarios.