EL BLOG COMPARTIDO

martes, 11 de mayo de 2010

MICRO-RELATO: La fuga del agua



 ..

Zdzislaw Beksinski (Sanok, 1929-Varsovia, 2005) fue fotógrafo, pintor y escultor.
Pintaba siempre oyendo música clásica pues odiaba el silencio.
Ninguno de sus cuadros tiene título. Fue hallado con diecisiete puñaladas en su cuerpo.Robert Kupiec (el hijo adolescente de su cuidador)  fue detenido poco después del crimen.El pintor le había negado un préstamo.


-LA FUGA DEL  AGUA-

El viejo pescador pensó que le engañaban sus ojos casi ciegos.  Los turistas del crucero, se asustaron. En los cinco continentes ocurría lo mismo. Mientras los humanos cada vez se excitaban más ante los acontecimientos, los animales se habían quedado quietos y en silencio. Llovía al revés. El agua de mares, ríos, lagos y pantanos, lentamente al principio,y  después con más fuerza, subía hacia el cielo en forma de lluvia inversa.  Empezaron a contarse por toneladas los animales acuáticos muertos. Los gobiernos movilizaron al ejercito para recoger toda el agua posible en grandes contenedores cerrados.  Las personas intentaban almacenarla en cuantos recipientes podían y comenzaron los asaltos a establecimientos. Se mataban amigos y parientes  por unas gotas. Al cabo de unas horas, se comprobó que  cuando el agua era encerrada, se calentaba   escapando  en forma de vapor.  Se reunieron los políticos que dirigían los destinos del mundo. En las Iglesias y Templos muchos rezaban en torno a las pilas de agua bendita o  las piletas de lavados rituales secas.  Era el fin. El agua, sencillamente, cansada de ser maltratada, abandonaba el planeta Tierra.

Marpin  y La Rana

10 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Oh el Agua Tesoro Precido y Menospreciado, pues las personas, la malgastamos sin pensar.
Mirad yo ahora me he puesto una nueva cisterna con dos tomas,porque no es necesario desperdiciar mucha cadavez qie se visita al "Sr.Roca", ya sabeis el wc.
Siempre soy un disco rayado.No malgasteis el Agua.

En cuánto al cuadro sin Título, me ha impresionado el final de su autor. Jamás se debe anteponer el dinero a la vida de una persona. No se merecía este final.

Un abrazo amigos, Montserrat

Anónimo dijo...

Se, conozco muy bien ese hospital.
Creia superada la soledad, hasta tal punto que hicimos amistad. Pero la vida sorprende y ahora se cómo y dónde moriré.
Donde pretendia llevar sonrisas y compañia, se me negarán.
Y ciertamente es un lugar lúgubre, triste, sucio.
Me contaron que las ventanas no se pueden abrir para no tener que temer que algunos enfermos se aventurasen a andar el aire. Y prohibieron el aire...
Tendré que buscarme otras amistades...

Anónimo dijo...

Estoi harta de este mundo

Anónimo dijo...

Estoy desengañada de todos y de todo

Marpin y La Rana dijo...

Nos gusta dejar en nuestro blog, no sólo los cuadros o los poemas, sino parte de la vida de sus autores. En cuanto al agua, mejor cuidarla no vaya a hacerse realidad este pequeño cuento.
Un abrazo, Monserrat.

Marpin y La Rana dijo...

La vida es dual, amiga desencantada. No vivas sólo un extremo, e intenta llegar al otro oteando desde el centro.

Salud y Saludos

Mª Pilar dijo...

Otro original escrito y muy realista, pues si no cuidamos entre todos este Planeta, se va a cansar de nosotros.

Por cierto, pasar por mi blog, porque he querido compartir con vosotros un premio que me dieron a mi, os lo mereceis.

UIn abrazo

Pilar

Marpin y La Rana dijo...

Muchas gracias Pilar, por acordarte de nosotros para compartir tu premio. Mañana, con el mismo cariño con que lo hemos recibido, se lo entregaremos al blog de una querida amiga.
Mucho, mucho ánimo, Pilar en estos momentos. Tienes nuestro cariño.

Cada uno de los miembros de este equipo te abraza.

Un beso.

Núria dijo...

Me ha encantado este relato, por su originalidad y todo lo que de cierto tiene en su significado.
Fuente de vida y tan maltratada...
Yo, aportando mi minúsculo granito de arena, intento aprovechar en lo posible ese bien preciado. Esta tarde, sin ir más lejos, ya he recolectado el agua suficiente para regar todas las plantas, gracias a un chaparrón de mucho cuidado que está cayendo...
En fin, no es mucho pero es mi agradecimiento a ese regalo del cielo.
Y hoy salgo de aquí reflexionando sobre todas las cosas que la Naturaleza nos regala y que tan a menudo despreciamos.
Y, como siempre, nunca me dejais indiferente.
Un abrazo lluvioso, pero abrazo al fin!
Núria

Marpin y La Rana dijo...

Nuria, muchos pocos forman un mucho. Cada grano hace desierto y cada gota-hablando de agua-mar.

Suaves madrugadas, bella Nuria.Hablando de agua, si alguna vez puedes, lee el poema "Como Tinaja", de Gioconda Belli. Quizá te guste.