EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 23 de enero de 2014

COMIENZA EL NUEVO DIA





De momento, apenas se le vislumbra. Viene húmedo, frío y de puntillas. No puedo atisbar si lo que trae en ese saco a la espalda será o no bueno,  supongo que habrá de todo para cada uno de los habitantes del planeta. No será lo mismo para los niños de Siria, que para los niños de cualquier pueblo de España que acudan  cada mañana a la escuela. Y aún para estos, tampoco será igual, pues mientras unos llevan en su cartera el bocadillo de media mañana, otros no tendrán tal suerte. Hoy abandonarán este mundo unos cuantos miles de seres humanos y otros tantos arrivarán a él. Generalmente llegamos y nos vamos llorando. A mí me gustaría irme sonriendo y dejar sonrisas, aunque desde ya me digo a mí misma lo difíciles que son las despedidas, y más si no tienen vuelta atrás. Hoy también se romperá definitivamente el amor entre algunas parejas y otras tantas se formarán, debajo los cielos azules o lluviosos. Quizá desaparezca el último animal de una especie protegida, mientras algún científico cataloga un especimen  hasta ahora jamás visto. A mi me gustaría atrapar a la Mariposa de la Ilusión.  Dicen los poetas que es  azul como el horizonte,  rosada como el rubor en las mejillas de los inocentes,  y que cuando despliega sus alas se oye el tintineo de mil cascabeles.  Hace tiempo que nadie la ha visto y se teme lo peor. 

Ayer creo que encontré a uno de estos ejemplares. Es tan pequeña, que aún no me atrevo a lanzar las campanas al vuelo, ni a decirselo al mundo y sus gentes. La cuido y la protejo con esmero, cerrando las ventanas para que no entre el gato del vecino, que tiene muy mala idea, ni la humedad de la madrugada  moje sus alas. Parece tan frágil,  indefensa y  sola, que no sé si podré mantenerla, hasta que los días sean más largos y el sol pueda calentar su cuerpecillo. Haré cuanto esté en mi mano por conservarla, mientras la Mariposa sigue ahí, quieta y a la espera, llorando en un lugar muy escondido de mi  corazón.


RANITA
MARPIN Y LA RANA

3 comentarios:

Pilar V dijo...

Cerca de tí, seguro que enseguida es primavera.

Anónimo dijo...

Acércate y bésame nuevo día.

Anónimo dijo...

En España hay mucha gente buena deseando compartir, amad aunque os rompan los espinazos...