EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 3 de septiembre de 2012

Juan Ramón Jiménez. A MI ALMA.



Siempre tienes la rama preparada
para la rosa justa; andas alerta
siempre, al oído cálido en la puerta
de tu cuerpo, a la flecha inesperada.

Una onda no pasa de la nada,
que no se lleve de tu sombra abierta
la luz mejor. De noche, estás despierta
en tu estrella, a la vida desvelada.

¡Qué paz! Al chopo claro viene y canta
un pájaro. Una nube se desvae
sn color, y una sola mariposa,
luz, se sume en la luz...

 Y se levanta
de todo no sé que hálito, que trae,
triste de no morir más aún, la rosa.



Marpin y la Rana

2 comentarios:

mar- galia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mar- galia dijo...

Otro gran genio con TB.

Gracias por poner una de sus poesías

Un beso a Ranita y Marpìn