EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 13 de agosto de 2012

ELLA, ELLA SOLO QUERIA SER AMADA.





Y desperdició su vida. Puso siempre por delante a otras personas antes que a ella y se olvidó de pensar en sí misma. Como tantas y tantas mujeres a lo largo de historia de la humanidad. Antes los código morales; sociales y religiosos de sus padres, que sus propias ideas. Así buscaba la aceptación y el respeto que es la trastienda del amor. No llegó. Conoció a un hombre marcado con la señal de Cain. Ella  vió la marca, pero pensó que el amor la borraría, y lo antepuso a todas sus necesidades mundanas, personales y afectivas. Por ese camino espinoso siguió esperando al amor. Dejó de lado muchas cosas, que podria haber conseguido si se hubiera ocupado de sí misma. Los años pasaron. El tiempo se fue instalando en su cuerpo, porque en su alma ya llevaba muchos años acomodado. La soledad cada vez más fría y más fuerte. Cerró los ojos. No tenia ganas de vivir pero seguía queriendo ser amada. 

RANITA

1 comentario:

mar- galia dijo...

Me gusta, a veces solo queremos eso un poco de amor y esperamos en vano...

Un beso Ranita