EL BLOG COMPARTIDO

sábado, 5 de mayo de 2012

La vida de un hombre y de una mujer sin cultura es como una llanura desértica. La cultura nos facilita interpretar la realidad del mundo que nos rodea. Con la cultura podemos despejar un poco de ese misterio que somos cada hombre y mujer.



La cultura enriquece al hombre y a la mujer, les lleva a profundizar en sus raíces y en su historia. La cultura nos pone sobre la pista de nuestro pasado, nos hace valorar lo  que ha sido nuestra andadura sobre la tierra -la nuestra personal y la de toda la historia del hombre y de la mujer-, y nos empuja -si es verdadera cultura- hacia la verdad y, por ella, hacia la libertad.

PARA RECORDAR

El éxito de la vida
viene de saber afrontar
las inevitables faltas de éxito
del vivir de cada día.

Hay una cuestión clave
en cualquier relación personal:
procura primero entenderle tú,
y solo después,
procura que te comprenda él.

-A. Aguiló-

MARPIN Y LA RANA 

2 comentarios:

Pilar dijo...

Que facil resulta demandar que nos comprendan cuando vamos evitando la mirada extraña del propio reflejo.

Besos de domingo

Anónimo dijo...

Hola