EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 29 de junio de 2011

No hay perfección tan absoluta, que no la contamine alguna impureza.




Toda persona conoce sus propios defectos y miserias, pero no las de otros; y está es la naturaleza de todos los seres de quejarse de sus propias desgracias, no examinan ni consideran a los demás, no consultan con otros; recuentan sus desdichas, pero no sus buena dotes, fortunas, beneficios; rumian sobre su adversidad pero no piensan ni una sola vez en su prosperidad, ni en la que tienen, sino en lo que desean, miran continuamente a los que van delante, pero no al infinito número que viene detrás. "Muchos hombres y mujeres pensarían que están en el cielo, que son un príncipe o princesa mimada, si tuvieran la mínima parte de esa fortuna de la que tú tanto te quejas, que detestas y consideras el estado más vil y desgraciado. Cuántos miles desean eso que tú tienes...Serías el más feliz si fueras capaz de estar satisfecho y tuvieras conciencia de tu felicidad. Valoramos las cosas que nos faltan, no aquéllas de las que disfrutamos. Conocemos el valor de una cosa por cómo se desea más que por cómo se disfruta; si más adelante tuvieses necesidad de eso de lo que ahora te hastía, eso que aborreces y de lo que estás aburrido y cansado, cuando haya pasado dirás que eras el más feliz, y después de una pequeña pérdida desearás con todo tu corazón tener nuevamente el mismo contento, poder llevar la misma vida, darías un mundo por esa vida: simplemente el recuerdo de ella es ya placentero. Quédate, pues, callado, descansa satisfecho, confortate con las desgracias de otros hombres, y como, decía el topo a la zorra, que se quejaba porque deseaba porque deseaba tener un rabo como el resto de sus compañeros; tú te quejas por una nadería, pero yo estoy ciego, así que cállate, que te digo yo que estés satisfecha. Se sabe que las liebres iban a ahogarse de común acuerdo porque se sentían desgraciadas, pero cuando vieron a un grupo de sapos más angustiados que ellas, comenzaron a recuperar el valor y nuevamente se consolaron. Comparte tu condición con otros. Debes estar contento y descansar satisfecho, porque estas bien con respecto a otros, debes estar agradecido por lo que tienes, tú estás perfectamente bien como estás. Ningún hombre o mujer puede tener lo que quiere, debe elegir si quiere desear aquello que no tiene: si tu suerte esta bajando hazlo lo mejor que puedas" Si todos tuvieramos que dormir todo el tiempo como hizo Endimión, ¿quién sería entonces más feliz que sus compañeros? Pero nuestra vida es todo menos corta, un verdadero sueño, y miramos a nuestro alrededor tenemos la eternidad a nuestro alcance, nuestra vida es un peregrinaje en la tierra que las personas con sabiduria pasan con gran presteza.
                                                  
José, para el Blog de Marpín y La Rana


8 comentarios:

Houellebecq dijo...

Vaya chutes de optimismo que me voy metiendo por aquí. A medida que avanzaba en la lectura iba visualizando ese estar contento con uno mismo que proclamas desde tu charca. Incluso aunque haya muchos mosquitos cerca. Estoy de acuerdo. Yo me he notado triste alguna vez por algo y cerca he tenido una persona que me envidiaba por mi situación o por mis leves y estúpidos problemas. Saludos desde mi blog que cada día es menos hostil. ¿Será por pasar por aquí?

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos.

gracias por compartir esta entrada.
Besos, Montserrat

eva-escort madrid dijo...

Esa es la condición humana de muchos seres que respiran en la tierra. No son felices ni con la felicidad. Una pena, porque ven lo que tenian, que era mucho, cuando estan en le futuro y ven este momento como su pasado. Bueno vamos a vivir el presente como si no hubiese mañana que es la única forma de apreciar lo que tenemos.

Anónimo dijo...

¿Cuándo hablará el Maestro desde su santa tarima?
¿Qué nuevos misterios y secretos habrá hallado.............??

Ana dijo...

Buena sabiduria, gran verdad...
Somos una especie rara, quejándonos cuando somos afortunados.
Saludos
:)

Cindy Entes dijo...

Uno tiene que estar contento con lo que tiene. Sí.

Buena entrada, subiendo la moral desde tiempos inmemorables.

Saludos.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Un placer venir a saludaros y tengo que decir que siempre hay alguien que jode al prójimo (siento la expresión) pero así es la vida, no dejamos a títere con cabeza... jjaja

Un abrazo de lindos sueños

Mascab dijo...

Un post certero como la vida y...la muerte!

Me encanta el pensamiento positivo, más que el optimismo, porque a veces, el optimismo nos puede llevar al desastre!!

Besos,guap@s!