EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 8 de junio de 2011

¡Buen día! EL MÉDICO Y EL ENFERMO


Un médico tenía en tratamiento a un enfermo. Este murió y el médico decía a las personas del acompañamiento:
-Si este hombre se hubiera abstenido del vino y se hubiese puesto lavativas, no hubiera muerto.
-¡Amigo!- le contestaron-, no es ahora que no sirve de nada cuando tenias que haber dicho esto, sino antes, cuando tu consejo podía haber sido de provecho!


Enseña esta fábula de Esopo que hay que ayudar a los amigos cuando lo necesitan, y no hacerse el listo cuando sus asuntos están perdidos.


 El blog de marpin y la rana



     

7 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos:

Fabulosa fábula.

Por esto hay que dar y escuchar los buenos consejos.
Si los medios de comunicación aconsejaran más a la juventud del peligro y consecuencias de las drogas, hoy día no habría tantos enfermos mentales entre la juventud.

Besos, Montserrat

escuchando palabras dijo...

Las fabulas siempre nos aportan una reflexion pero ustedes estan para hacernos acordar de algunas de ellas, besitos amigos

MUCHITA dijo...

Tenes razon..
ultimamente estoy pensando en eso..
si existen los amigos o solo son muy buenos acompañantes, donde las razones para vivir es responsabilidad de uno y de nadie más.

Besos mil.

Mascab dijo...

Gracias por recordarnos una fábula tan buena! A los amigos, como a cualquier otra persona que necesita ayuda y está en nuestras manos ofrecérsela, debemos hacerlo a tiempo de que la ayuda le llegue a tiempo.

Besos.

Pilar dijo...

Es tan fácil opinar después, y acertar.

Un beso

Núria dijo...

Una acertada fábula que, en términos algo más vulgares, sería como aquello de "sabes si es macho o hembra cuando le has levantado el rabo"....
Os dejo un abrazo muy grande, amigos, junto con mis disculpas por no poderos visitar tan frecuentemente como quisiera...esdtoy en una de esas épocas en que si pongo un circo, me crecen los enanos... :)
Núria

Mª Pilar dijo...

Yo que ando complicada por la cantidad de médicos que veo ultimamente, a veces habría que decirles lo de la fábula.
Aveces te apetece darles una torta, a mi hay 3 que se empeñan en llevarme para lo mismo, el cancer de pulmon que me quitaron, y lo único que consiguen es armarme un barullo mental que cuando salgo del Hospital hago lo que me da la gana o me pide el cuerpo. ¡¡Qué horror¡

Un beso amigos

Pilar