EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 4 de mayo de 2011

A MIS HERMANAS LAS MUJERES




A mi hermana hoy la han vendido
por un precio, ignorando  su valor.
A mi otra hermana la han tirado al nacer,
porque no nació varón.
A una como yo, la han mutilado
para que no sepa nunca lo que es el placer.
A otra igual a mí, la tratan como carne
negándole el alma con la que nació.


Bajo tierra lloran huesos de mujer
idénticos a los míos
matados por un amor que no existía
negados a la  vida en nombre de la posesión. 

Llora sangre el cuerpo de una niña:
la han casado 
con sólo diez años.
Sus ojos son iguales a los de mi hija 
que acuna muñecas.

Una semejante a mí 
cuenta su sueldo
menor que el de su compañero
con el que trabaja codo a codo.

Una faz como la mía debe esconderse
tras un velo y oscuros ropajes
pues su vida depende de ello.

"Compañera te doy y no esclava"
gritó el hijo de un carpintero
al que algunos levantan templos 
donde no ofician mujeres.


A veces pienso que el cielo
está hecho con  lágrimas de mujer.

Ranita

14 comentarios:

Pilar dijo...

Realmente triste, sobre todo por lo de verdad que contienen tus bellas palabras.

Un beso

Anónimo dijo...

Los demócratas del mundo debemos impedir que los pederastas musulmanes sigan abusando de las niñas.

Un abrazo

Lorena dijo...

Me ha encantado, aunque si que es bastante triste. un saludo

SqSmaravillosa dijo...

Hacía tiempo que no leía una escritura tan emotiva, Me has llegando hondo; palabras que llegan directamente al corazón y más cuando he tenido el privilegio de sentir el amor de la maternidad.Felicidades y un gran abrazo.

maduixeta dijo...

Se pone la piel de gallina ante tanta realidad.
Buena entrada.
Besos de fresa

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Pues hubeo el Hijo de josé el Carpintero, que se llamaba Jesús, que vitó que lapidaran a una mujer dijo. "El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Jesús también defendió a Maria Magdalena.

Y al gún día también llegarán a oficiar las mujeres.

Besos, Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Repito he mecanografiado mal
Hubo un hombre llamado Jesús, hijo del carpintero José, que evitó que lapidaran a una mujer diciéndoles :"El que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

Estoy segura que llegará algún día que también oficiarán la Misa las mujeres.

Dulces sueños y os manda besos este católica que defiende a las mujeres, Montserrat












.

caly dijo...

Brutal, triste, me deja sin aliento.
Reflexiva entrada ranita.
Un gran abrazo!!

escuchando palabras dijo...

Maravilloso!!! besos

Nela dijo...

Que triste y hermoso a la vez
Besos
Nela

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

PILAR: por desgracia, es una realidad que permanece desde que existe la humanidad. Y me apena ver como permanece en el siglo XXI.
Un abrazo.

LORENA: Es triste, querida Lorena. Pero llorar no ayuda. Luchar porque estas cosas no sucedan es el objetivo.Suerte, y seguid escribiendo en vuestro estupendo Blog.

SQSMARAVILLOSA: Te felicito por tu maternidad, pues es una de las vivencias más bellas que puede sentir una mujer. Tus cariñosas palabras también me han emocionado a mí. Un abrazo.

MADUXIETA: Mil gracias, y besos con olor a río y nenúfares.

MONTSERRAT: Jesus, el hijo del carpintero fue un defensor de las mujeres. Y dió un ejemplo que desgraciadamente, muchos de sus seguidores no entendieron. Un abrazo y gracias por tus palabras,

CALY: Muchas gracias por tus emotivas letras a ti que pintas una gran sonrisa en nuestras caras cada vez que visitamos tu fantástico Blog.

Un abrazo que vuele raudo a Argentina.

ESCUCHANDO PALABRAS: Muchos besos también para ti.

NELA: Un gran placer volver a encotrasrte y mil gracias por las palabras que nos dedicas.

Un beso muy fuerte.

Taty Cascada dijo...

Cuantas veces he llorado al ver imágenes de chicas en las cuales han practicado la nefasta ablación, documentales con niñas siendo el plato fuerte para degenerados...A veces siento que el dolor tiene nombre de mujer.
Un beso.

Anónimo dijo...

Enamorada de ti.....
Beso de una ranita de 35 años....

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

TATY: Efectivamente, el dolor imnecesario de muchas mujeres llena los anales de la historia.
Enhorabuena por tu libro y feliz fin de semana.

ENAMORADA: Beso de ranita a ranita.