EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 16 de marzo de 2011

UNA POBLACION ATERRORIZADA, ES UNA POBLACION DESARMADA Y FACILMENTE MANIPULABLE.







En Japón, parece haberse hecha realidad una de las leyes de Murphy: "Cuando las cosas pueden empeorar, seguramente empeorarán". Si un terremoto de grado 9 es terrible, seguido de un maremoto con olas de 10 metros, es muchísimo peor. Si a ello se le suma el despertar de varios volcanes, la cuestión parece sacada de una de esas películas catastróficas de sobremesa dominical. Unir a todo lo anterior, una amenaza nuclear, resulta poco menos que increible, y confirma la frase de que la realidad supera la ficción. 
No seremos nosotros los que restemos importancia a la situación del pueblo japonés. Ahí está a la vista de todos la magnitud del desastre material y humano, que la imaginación no alcanza a evaluar. Pero a ello, entendemos que no debe unirse una nueva desgracia que cual jinete apocalíptico azote a sus gentes, y que se llama MIEDO. 
La comunidad internacional esté creando un clima de terror apocalíptico, que en nada beneficia a nadie. El término "Apocalipsis" utilizado por los medios y amparado por los políticos, está llevando a la humanidad, que guarda en su memoria ancestral y colectiva el miedo al fuego, a la muerte, a la explosión en los cielos (y en el caso de Japón    a las bombas atómicas de Hirossima y Nagasaki) al más puro pánico colectivo. 
Sin restar un ápice a la importancia de lo que está ocurriendo, no es bueno dejarse llevar del alarmismo. Fukushima no ha sido ni será nunca  Chernóbil. Apocalipsis se asocia a fin del mundo, y esto no es el fin. Es un gravísimo problema, al que no puede en absoluto restarse la importancia que tiene y sus consecuencias, pero en absoluto puede ser vendido como el Armaguedón. Mientras la prensa y los políticos nos ponen los pelos de punta, los expertos llaman a la calma. Y es que una población aterrorizada es un caldo de cultivo fácil para la manipulación y la extorsión anímica. Los políticos, ante la llegada de elecciones, en muchos casos se presentan como mesiánicos salvadores de agoreros augurios voceando delante de una cámara y con sus vidas a salvo de radiaciones que el fin del mundo avanza al galope, y que ellos nos salvarán.  Mientras tanto, el pueblo japonés en un ejemplo de comportamiento, sobrevive a su tragedia desde la calma y la serenidad, empezando por los 50 trabajadores de la Central que no han abandonado, pese a estar arriesgando (ellos sí, ellos sí) sus vidas en silencio.  No hay derecho a que los japoneses sientan más miedo al escuchar los terrores de los que no han vivido todo  en sus propias carnes. 




Información preventiva y salvadora: SI. 
Desinformación Alarmista y Manipuladora: 
NOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!

Marpin y La Rana

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos.

lo cierto es que es terrible lo que les está pasado a eastas personas.

Y hay que moverse mundialmente para prestarles ayuda, a través de las O.E.N.G.S y gobiernos.

No es necesario buscarle los porqués.
Aparte yo como creyente rezo por ellos.

Besos, Montserrat



besos, montserr

Sony dijo...

estoy totalmente de acuerdo con cada palabra escrita en esta entrada maravillosa,es mejor poder informar sobre solidaridad,en ver como se puede ayudar a estas personas que tanto necesitan de nosotros en estos dificles momentos que estar llevando mas alarmismo del que ya hay.

elevemos una plegaria y enviemos una sonrisa al pueblo japones que tanta falta les hace.

un fuerte abrazo amigos y que pases un buen dia.

SqSmaravillosa dijo...

Creo que las palabras pronunciadas en Bruselas por el comisario de Energía,no han sido meditadas. Podía haber pensado en éstas pobres personas, que se han quedado en la miseria más absoluta,y que han perdido a muchos de sus familiares. Ya tienen bastante con todo lo ocurrido, para que encima tengan que escuchar estas sandeces. Ánimo, solidaridad, fe ...estas palabras son las que necesitan oir y sentir... Por mi parte un fuerte abrazo al pueblo japones, que ha demostrado su gran capacidad, para levantarse de la nada muchas veces.

Anónimo dijo...

sa cerca el fin, sa cerca el fin, jo, sa cerca el fin, esto sta jodio. po que? po que la gente esta mas preocupa por el mundo del corazon que po lo que pasa en japon, asi no va bien la cosa. demasia indiferencia, demasia,

jose , jose