EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 28 de enero de 2011

Vida mía, ¡alma acongojada!.-



Me muero de pena. Muero de miedos y adversas circunstancias. Muero por no haber hilado los hilos de nuestros destinos. Muero por amar a quienes no me amaban, con igual  intensidad. Muero por vivir. Muero contigo y más profundamente...

 Marpin_


-Porque entonces estaba loco es por lo que hoy soy cuerdo.
 ¡Oh, filósofo que no ves nada que no sea momentáneo!
 ¡Qué cortas son tus miras! 
Tu vista no es capaz de seguir el trabajo subterráneo de las pasiones.

-Goethe-

5 comentarios:

escuchando palabras dijo...

Muchas veces hay q estar lococuerdo para sentir tanto, besitos chicos

Anónimo dijo...

El paraiso nos aguarda...............

caly dijo...

Bellísimo escrito. Deseo que pasen un fin de semana muy lindo. Un gran abrazo!!

Pilar dijo...

Apasionado, atropellado, desesperado, vivo.

Un beso

Taty Cascada dijo...

Mueres bien, mueres en desgarro, mueres por los demás y esa muerte es generosa.
Un abrazo.