EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 23 de enero de 2011

¡Hermanas y hermanos! ¡Adiós, mi Fantasía!

¡Adiós, mi Fantasía!
¡Adiós, querida compañera,
amada mía!
Me voy, no sé adónde,
Ni a qué fortuna o si alguna vez te volveré a ver
Así pues, adiós, mi Fantasía.

Ahora, por última vez, déjame mirar atrás un momento;
El tictac del reloj que hay en mí es cada vez más lento y débil,
Salida, caída en la noche y, en seguida, el cese de los látidos de mi
corazón.

Mucho hemos vivido, gozado y acariciado juntos;
¡Delicioso!, ahora la separación. Adiós, mi Fantasía.

Pero no permitas que me apresure,
Mucho en verdad hemos vivido, hemos dormido, nos hemos
acrisolado, nos hemos armonizado realmente en uno;
Así, si moriremos moriremos juntos (sí, permaneceremos uno),
Si vamos a alguna parte, iremos juntos al encuentro de lo que sea,
Quizá nos vaya mejor, seamos más felices y aprendamos algo,
Quizá eres tú quien realmente me conduce a las verdaderas
canciones (¿Quién sabe?),
Quizá eres tú quien le da la vuelta y descorre el cerrojo mortal; así
pues, por última vez,
Adiós, y ¡salve!, Mi Fantasía.
-Walt Whitman-

El blog de marpin y la rana

1 comentario:

Pilar dijo...

Oh Capitán, mi Capitán.


Besos de domingo