EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 12 de diciembre de 2010

Se necesitan pocas cosas para hacer feliz a una persona juiciosa; al necio no le satisface nada; ésta es la razón de que casi todos las personas sean desdichadas.

-La prudencia y el amor no están hechos el uno para el otro: a medida que el amor crece, la prudencia disminuye.

-Es una gran inteligencia saber ocultar su inteligencia.

-Hay pocas cosas imposibles en sí mismas, y lo que nos falta es, más que los medios, la constancia para conseguirlas.

-La mayor inteligencia consiste en conocer debidamente el valor de las cosas.

-Francois de La Rochefoucauld-


Pedro Catela, para el blog de marpin y la rana

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres el mejor.
Mamá te quiere.

escuchando palabras dijo...

Que buena reflexion a mayor amor menor prudencia...es realmente asi, me gusto besos feliz domingo

Adriana Alba dijo...

Me gustó mucho la reflexión, los valores son indispensables y la prudencia necesaria para actuar desde el corazón!

Abrazos muchos!

Marta dijo...

Por desgracia, solemos caer en esa torpeza...

Houellebecq dijo...

Iba a remarcar la primera frase pero luego leí las otras y decidí que son todas subrayables. La del amor es tan real que da miedo, al menos a mí que me gusta la prudencia(y el incompatible amor).
Una manera inteligente de empezar mi Lunes. Se agradece. Saludos.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Nos gusta tu estilo literario Houellebecq porque es claro, conciso y directo.