EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 1 de noviembre de 2010

La celeridad vence. A lo largo de la historia, los generales victoriosos desarrollaron disciplinas y sistemas para actuar con mayor rapidez que sus adversarios.




Soldaditos de Plomo del ejercito de Napoleón. 

Los soldados de Napoleón se desplazaban a 120 pasos por minuto mientras sus adversarios iban a 70 pasos. Como la velocidad de la marcha de las tropas de Napoleón casi doblaba a la de sus enemigos, la celeridad les proporcionaba por sí sola una tremenda ventaja que contribuyó considerablemente a su éxito.

Una moral estratégica. Tras la victoria del ejército prusiano en la guerra entre este país y Francia, el Estado Mayor británico envió a un grupo de aristócratas para averiguar el secreto de su éxito. Declararon que los soldados prusianos se hallaban siempre afeitados y con el pelo corto. El ejército británico copió esa disposición, que sigue vigente en la actualidad.
Ésta es la moraleja de la historia: ¡No copie lo erróneo! (O no envíe aristócratas para realizar estudios sobre competencía).

-Sun Tzu-




 El blog de marpin y la rana

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amigos.

No lo sabía.

En la Mili también quieren que los soldados lleven el pelo casi rasurado.

Un abrazo, Montserrat

Houellebecq dijo...

De momento no estoy en guerra pero los consejos me servirán más tarde o temprano. La diplomacia no siempre me funciona. Saludos.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

MONTSERRAT: Es normal que en ls gueras, por falya ed agua e higiene, sea mejor para los soldados un pelo super corto.

Un abrazo a ti y a esa preciosidad que está contigo en la foto

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

La vida es una batalla, y la esrategia puede ser útil.

Un abrazo, amigo HOUELLEBECQ.