EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 13 de octubre de 2010

Los dos perros.

Tenía un hombre dos perros. Crió a uno para cazar y al otro para guardián de la casa.Cuando el primero salía de caza y cogía alguna presa, el amo arrojaba un pedazo al perro guardián. Descontento el perro de caza, lanzó unos reproches a su compañero: era él quien salía y sufría en todo momento, mientras su compañero, sin hacer nada, gozaba el fruto de su esfuerzo. A lo que el perro guardián contestó:

-¡No es a mí a quien tienes que condenar, sino a nuestro dueño, que en lugar de enseñarme a trabajar, me ha enseñado a vivir del trabajo ajeno!



Tampoco los niños perezosos deben ser recriminados, siendo sus padres quienes los educan en la pereza.

-Esopo-

2 comentarios:

InfiniteRebel dijo...

Totalmente de acuerdo. Gracias.

Pilar dijo...

Cuando eres madre y tratas de educar a tus hijos, cualquier consejo es bienvenido. Gracias