EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 24 de octubre de 2010

HERACLITO. Natural de Efeso, de familia nobilísima-descendiente de Codro y de Androclos, fundador de la ciudad, que conservaba prerrogativas y honores reales.





Heráclito. Hendrik ter Brugghen, c. 1621 




Fue proverbial en la antiguedad su carácter altanero, misántropo y melancólico. Lo representaban siempre llorando, en contraposición a Demócrito, que siempre estaba riendo. Despreciaba la plebe. Nunca quiso intervenir en política. Rehusó una invitación del rey Darío para visitar su corte. IDÉNTICA actitud desdeñosa adopta ante los poetas antiguos y filósofos contemporáneos, e incluso ante la religión.
Admiraba el estilo de los oráculos de Delfos y de la Sibila. No tuvo maestro. Escribió en dialecto jonico un libro en prosa, en forma tan concisa que le valió el calificativo de oscuro. Para significar que nadie o muy pocos eran capaces de entenderlo, lo depositó en el templo de Artemis. No obstante, los numeros fragmentos que de él se conservan demuestran que fue leído y estimado.

Algunas de sus citas: 

"Uno solo vale para mí tanto como diez mil, con tal que sea el mejor".
"Llenan su vientre como bestias".
"La muchedumbre, como los perros, ladra a quien no conoce y como los asnos, prefiere la paja al oro".
"A la naturaleza le gusta esconderse".
"Yo me busco a mí mismo".
"La plurisciencia no da entendimiento".

-Heraclito-

El blog de marpin y la rana les acompaña con agrado.

1 comentario:

Pilar dijo...

Y de esos ¿ya no quedan? O simplemente viven alejados de la masa informe en la que nos hemos convertido.
Buenas noches