EL BLOG COMPARTIDO

sábado, 25 de septiembre de 2010

TEXTOS PARA PENSAR: DE PADRES, HIJOS y GENERACIONES NI-NI




"El Principio de la Geometría"
Magritte

Llámase "GENERACION NI-NI" a una parte de la juventud que ni-estudia, ni-trabaja. Que sólo entiende de sus derechos, y que se cree inmune a los deberes. Jovenes de 16 a 35 años viviendo a costa de los padres, sin ninguna intención de que eso cambie. Naturalmente, todas las generalizaciones son injustas. Más, salvando a una parte de la juventud comprometida  y responsable a la par que dicharachera y optimista, hechas las excepciones que correspondan, afirmo sin temor a equivocarme que los adultos, aproximadamente desde los años 80 en adelante, hemos contrubuido a la formación de unos jóvenes absolutamente estúpidos, carentes de valores, que han crecido en el peor de los caldos de cultivo: el del continuo aburrimiento, empeorado por el hecho de que han tenido todo sin esforzarse y a veces hasta sin desearlo. Y seguramente, a expensas  de un   gasto económico desmesurado de los padres procedente, bien en un esfuerzo de trabajo a costa de su salud o tiempo, o en el derroche inconsciente del dinero, para que sus niños "no fueran menos" que sus vecinos o amigos, y de cara al "qué dirán", pero no a su educación ni a su formación integral.


Pensando sobre eso, he encontrado este texto de Volney, de su libro:
 "La Ley Natural"

Pregunta,- ¿Es virtud muy común de los padres el amor fraternal?
Respuesta.- No; aunque todos los hacen alarde de él, es virtud rarísima. No quieren a sus hijos. Los halagan y los crían mal; lo que ellos quieren son los agentes de sus caprichos, los instrumentos de su poder; los tofeos de su vanidad: los juguetes de su ociosidad; ni ponen la mira en la utilidad de sus hijos, sino en su docilidad u obediencia; y si ven tantos hijos desagradecidos a los beneficios que de sus padres han obtenido: consiste en que hay entre los padres muchos bienhechores, ignorantes y despóticos"

José

3 comentarios:

mária dijo...

Estoy bastante de acuerdo, pero estoy orgullosa (y ellos a veces me lo dicen) de los valores que les he inculcado a mis hijos.
Cuando me decían de más pequeños: "pues a fulanito sus padres le compran no se qué". Yo les contestaba: pues pobre fulanito.
Hay quien intenta "comprar" a los hijos con cosas y lo único que funciona es el amor.
Besos

Pilar dijo...

Pues no os digo ni que si ni que no, amos ni-ni. Probablemente en el medio la virtud, como siempre, obvia pero inalcanzable.
Ser padres es díficil, ser hijos también, quizás hoy tanto como lo fué ayer, pero con las modas y escenarios de esta época.
Un atribulado beso de una atribulada madre.

Jesslo dijo...

Hola, lo expuesto es parte de una realidad ineludible, pero en caso alguno es una afirmación que abarque a toda la juventud o a todos los padres formadores de ella, lo que por supuesto se agradece. Lo preocupante, es que los jóvenes que se encuentran en la realidad descrita por el post, es lo que ellos a su vez transmitirán a sus descendientes... para pensarlo. Saludos.