EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 17 de junio de 2010

RELATOS NUESTROS DE CADA DIA: La suerte

 ..


 Rana de la Suerte. Queretaro (Méjico)


La suerte y él, tenían una historia por vivir: estaba seguro.  Desde niño, la había perseguido, cortejado y mimado como nadie. Tenía un altar a ella dedicado con todas las cosas que sabía que le gustaban: la patita de conejo, la herradura, el santo con el perejil fresco, plantas y  piedras de todos los colores para atraerla. Todo, todo para que ella se sintiera cómoda con él y le sonriera.
Cumplía escrupulosamente las parafernalias, que La Suerte era caprichosa y de fácil enfadar si las cosas no se hacían a su gusto.  Cada día se levantaba con determinado pie, daba un número de vueltas concreto, no pisaba según qué cosas y recitaba palabras acompañadas de sus gestos rituales. Pero ella le seguía esquivando, indomable y extraordinariamente promiscua. Sonreía y coqueteaba con sus vecinos, sus parientes y amigos, mientras ante él pasaba altiva, sin mirarle apenas, contoneándose para encelarlo y tenerlo aún más esclavizado por sus desprecios.
Así pasó la vida sin su compañía. No tuvo suerte jamás ni en los negocios, ni en el amor, ni en nada que emprendiese. Solo y enfermo, llegó a la vejez.
La suerte pasó por delante, y se compadeció. Bella e insinuante le dijo:
- Ya estoy contigo - y le rodeo con sus brazos.
Los billetes de lotería que había comprado, resultaron  agraciados con el Premio Especial. Ya no tenía de qué preocuparse. Era rico y la fortuna, por fin, le había sonreído.
Aque hombre miró con dureza a la bella aparición. 
 - ¿Ahora? ¿Ahora en mi vejez te acuerdas de mí, cuando estuve toda mi vida pendiente de tus danzas, ingrata?  ¡Aún me  queda el  orgullo!
Rompiendo los decimos de lotería en mil pedazos,  con desprecio arrojó a  los preciosos pies de La Suerte los pedazos.
- ¡Fuera de mi vista!
Y derribando  con su bastón  el altar,  se alejó con pasos cansinos.

FIN

La Ranita


11 comentarios:

Montxu dijo...

Agggg! que destino me espera....


Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola.

La suerte es según el cristal con que se mira.

A veces gente que les ha tocado mucho dinero en la loteria, luego se han arruinado por no saber distribuir bien el dinero y hna gastado más de lo que tenían.

Desde Valencia os deseo Paz, amor y Armonia, Montserrat

Elchiado dijo...

·· es que la suerteeee es asínnnnnn... impredecible y cambiante... traicionera y fugaz... caprichosa y esquiva... Suerte para ti, Ranita. Y un beso (de príncipe, a ver si hay suerte...)

Anónimo dijo...

vaya birria

Anónimo dijo...

Te recomiendo la Pelicula de "Mejor Imposible".
DIRECTOR James L. Brooks.
REPARTO Jack Nicholson, Helen Hunt, Greg Kinnear, Cuba Gooding Jr., Skeet Ulrich, Shirley Knight, Jesse James, Lawrence Kasdan.

Trata perfectamente el tema que pretendes.

Lectores Inquietos Poemas dijo...

Hola gracias por la visita
asi pude encontrar estos
destellos de inspiracion
en un magnifico blog me
gusto mucho seguir asi os sigo.
Saludos...

anamorgana dijo...

¡¡¡Hay la suerte!!!
Cosa más imprevisible no hay.
Me ha gustado el blog.
Gracias por visitarme.
Saludos

Anónimo dijo...

La buena y la mala suerte. Buenas noches.
(Mont-se)

Marpin y La Rana dijo...

Montxu: jajaja, que no fale el humor, amigo.

Montserrat: Gracias por tus reflexiones, amiga. Y desde luego dinero y suerte no son sinónimos.

El Chiado: Gracias Chiado. Suerte tambiñén para ti. Dice la Ranita que acepta el beso, pero que a los principes no quiere verlos ni en pintura. (Es que es muy radical)

A Birria: Gracias por tomarte la molestia de entrar, ler y cometar una birria.

Al amigo que nos aconseja la peli: La veremos, gracias por tu comentario.

A Lectores de Poemas Inquietos: sé muy bien venido y gracias por quedarte. Es un placer tenerte con nosotros.

A Anamorgana: Es una gran alegría verte por aquí. Gracias por tu comentario.

Mont-se: Muy buena noche y mejor despertar.

A todos: Un abrazo.

mar- de- galia dijo...

¿La suerte existe?
yo la verdad no creo en ella, solo se q todo se consigue con esfuerzo y perseverancia (como todo o casi todo) pero lo de la ranita es una pasada (rencorosa)

Elchiado dijo...

Dice Elchiado que de príncipe sólo tiene el poder de transformar a las ranas en princesas con un beso... y que incluso esto sólo está en su imaginación volatinera, dice que por aceptar su beso, te envía otro una pizca más pícaroncillo, muy, muy radical y con acuse de recibo...
y también dice que...
que fácil es besar con las palabras!