EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 26 de febrero de 2010

RELATOS NUESTROS DE CADA DIA: En casa de Antoñito, el poligrafo




Ya son las cuatro y cuarto. Desde el vestíbulo he subido en el ascensor hasta la planta 11, la puerta del piso C, estaba entreabierta.
-Buenas tardes - ¿Se puede pasar?- a media voz he preguntado. (Qué absurdo si  estoy dentro).
Hola. ¿Hay alguien vivo?.

-Estoy comiendo chocolate, ¿quieres? El maestro viene enseguida- ha exclamado con la boca medio llena el leal Pepe.

- Gracias, no quiero- le he respondido cordialmente dispuesto a integrarme a esta espera. Antoñito no se ha demorado y sonriente, quejandose de la mala noche que ha pasado, nos ha invitado a sentarnos.

Pepe y yo nos hemos acomodado a su alrededor con satisfacción. El maestro , ha empezado a hablar de informática, de tinta de impresoras. De  FAULKNER,  y hemos recordado que Faulkner se cambió unas letras de su apellido, porque le quedaba mejor. ¡Ostras, caray! (He caído en la cuenta que Dios suena mejor que Diosa, madre mía).
Antoñito ha cambiado el tercio y ha continuado con que la vida ha subido mucho de precio.  Antaño había aparatos que duraban un lustro  y  costaban un dineral. Actualmente, los compras por cuatro perras gordas.
Pepe y yo asentimos complacidos. La tirada ha sido corta.
El maestro pintarrajea una metáfora, que yo le brindó. "Cronos devorando a sus hijos". Lo importante es saber llevar el linaje. Alfonso Carlos I vivió en la más absoluta pobreza cuando estuvo en Viena. Parábola que se puede hacer sobre el tiempo: "Ahora estoy arriba, en el intermedio y ahora abajo". Vaivenes de la historia, jugadas que salen mal. Pierdes tu privilegio en el Olimpo. Valioso no es el oro sino el ser, pues lo material es pasajero. A partir de ahí, te amoldas a lo que tienes. Claro que a nadie le amarga un dulce, mucho dinero también puede ser una complicación. Olé, olé a tú pase de veronica.

Los tres hemos hecho casi de todo. No, no por eso dejamos de ser quienes somos.

Antoñito nos ofrece una copa con hielo. Pepe dice "sí" y yo digo "No, gracias". Mañana será otro día igual o tal vez mucho mejor.

-Esperemos que sí - clama irónicamente- Esto no lo escribas - musita con guasa. Es un optimismo demasiado cursi. (Hoy, puede ser un gran día y mañana también). Los tres nos reímos. Hoy, no es uno de esos dias,  a veces tenemos momentos brillantes.
Marpin.-

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El tal ANTOÑITO es un capullo integral y vosotros idem
etec

Entidad Dual dijo...

Y digo yo, ¿acaso es de tu incumbencia?
buenas tardes - noches de parte de los capullos integrales.
marpin_

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Te has tomado muchas molestias, ENTIDAD DUAL, suplantado a Marpin o sea a miii. Ja jaja. Tus motivos tendrás, no?