EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 18 de enero de 2010

INTRODUCCION Y SALUDO: Bienvenidos

A los seres vivos:

¿Distinguiremos la verdad de lo verdadero? ¿La efectividad de lo efectivo? ¿La realidad de lo real?. Establezcamos una viceversa, por encima de barreras y otras vicisitudes de mortales, valiéndonos de palabras y del arte en favor de nuestros congeneres.
Entiendo y detesto la ancestral injusticia e las insanas costumbres. Desprecio a los que aplastan el pobre sufrimiento ajeno, indiferente a su color político o religioso. ¡Aunque algunos si prejuzguen a todos, tú no juzgues! Desde  esta acera, dirigiremos  nuestras críticas miradas sociales. Casi sin miedos y casi aliviados por la imaginación y el conocimiento. Perdurables no son los cuerpos, las emociones y las conductas. La conciencia sí.

La aparente quietud se ha desenroscado y serpentea misteriosa, viene a nuestro encuentro.

Pongamonos  en marcha. Vibremos y vibraremos "momentaneamente" en esta Iniciativa, esencia o fragancia de tiempo.

Damas de la Intriga ¡¡No se quiten los antifaces !!

Y tú, anhelada Sorpresa... ¿Qué serás? Ven, ven y no te resistas.

Escribimos por placer, por obligación social y para evitar que la Señora de la Guadaña, tenga la penúltima sílaba en el arte.

El blog de marpin y la Rana


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vuelan las aves y los sonidos de las campanas son elementos del sacrificio. Resbalan
sus cantos por mis entrañas y el aire me respira.
Ahí abajo hay una ciudad con un mar en mi alma,
bravo y en calma, embrutecidas aguas de obscuros
bosques con unicornios, elfos y plantas.
Infinitos paisajes tiene tú alma.
Amor de las llaves del tiempo, del universo y espacio.
Y yo aquí inmerso.
Las calles totalmente solitarias. Lo sé porque
estoy mirando por la ventana.

marpin_

Himilce dijo...

Os recomiendo la lectura de un libro excepcional, una novela titulada
QUEBRANTADORES DE DESTINOS. La vida no es un destino sino un viaje. Sin embargo...

Anónimo dijo...

¿Dónde se puede adquirir?

Anónimo dijo...

Los venden en Jesucristo, avenida de los Firmamentos núm 7

Anónimo dijo...

¿ES TUYO EL POEMA?