EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 6 de julio de 2017

ESPAÑA. Los alcaldes, diputados, senadores y ministros..., que acaban con escoltas policiales el resto de sus días, son un mal incurable para la DEMOCRACIA. Los políticos están al servicio de sus conciudadanos-as, no para beneficiarse hasta las cejas. ¿el pueblo odia a los políticos insanos y por eso acaban con escoltas policiales?




Tanta desconfianza no es saludable, ¿tanto  roban y tan grande es el daño que los políticos hacen a las personas?   España sigue inmersa  en la impotencia, la rabia  y un odio  creciente.


                                      
                        Marpin y la Rana.

No hay comentarios: