EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 3 de noviembre de 2016

LUIS CERNUDA. Libertad no conozco sino libertad de estar preso en alguien. Tu justificas mi existencia. Libremente, con la libertad del amor, la única libertad que me exalta, la única libertad porque muero.

                   


                   Si no te conozco,  no he vivido;
                   si muero sin conocerte, no he vivido;
                   si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.



                       Marpin y la Rana.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bello texto literario, de un gran escritor. Gracias por recordarlos