EL BLOG COMPARTIDO

martes, 15 de noviembre de 2016

Lucio Anneo SÉNECA. De la brevedad de la vida.

La vida es breve. No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho. Larga es la vida y más que suficiente para consumar las más grandes empresas si se hiciera de ella  buen uso; pero cuando se desperdicia en la disipación y en la negligencia; cuando a ninguna cosa buena se dedica, al empuje de la última hora inevitable sentimos que se nos ha ido aquella vida que no reparamos siquiera que anduviese. Y es así: no recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos; ni somos de ella indigentes sino manirrotos...,



                            Marpin y la Rana.

2 comentarios:

Transversal dijo...

todo pasa y todo queda, y lo que queda se disipa, muerte que camina a mi lado, ¿acaso no querras apartarte de mi? somo compañeros de camino, pero dejame vivir, vivir

transversal, soy transversal

Anónimo dijo...

La vida es tan breve