EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 31 de octubre de 2016

Todo viene despacio como la vida misma. Mucho antes de nacer yo era conciencia en alguien. Era la vida toda, sin su límite pobre.

.
YO voy ligero como espuma, y canto para siempre en la aurora.
Nací como la mar, de la noche profunda.
Y respiro como la mar, y ruedo y sigo y vuelvo.
Sin tiempo. Mientras ruedo en las aguas.
VICENTE ALEIXANDRE




                                                        Marpin y la Rana.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hoy recordaremos a los que no estan