EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 9 de agosto de 2015

VIDA DE JUAN BUNYAN.


Una tarde estaba ocupado en diversiones, como era su costumbre hacerlo, cuando de pronto se agolparon en su mente pensamientos acerca del juicio venidero. Quedó aterrado, e imagino oír una voz del Cielo que le decía:

"¿Quieres dejar tus pecados e ir al cielo, o prefieres retenerlos e ir al infierno?"

Entonces cruzó por su conciencia, como un rayo, la convicción de que era un gran pecador,  pero pensó que era ya tarde para buscar el perdón o el cielo, y volvió desesperado a sus pasatiempos. 




Marpin y la Rana.