EL BLOG COMPARTIDO

jueves, 13 de agosto de 2015

Mensaje de esperanza para los humanos: ¡Las personas nacen, viven y mueren! Posteriormente, se convierten en estrellas fugaces. "Entre dientes musitó: Te amo, - inmediatamente el corazón dejó de latir y su cuerpo murió."


                             

Ella y él se querían mucho,  y mucho -quizá- no era tanto ni era poco.  
Una luminosa mañana el Amor se marchó de sus brazos. Volaba  y  se alejaba más y más,  llorando silenciosamente como sólo sabe hacer el Amor, agitando frenéticamente sus nuevas y ya cansadas alas,  con un me quieres y un no me quieres alegremente triste. Aleteando con la vital natural necesidad de las corrientes eólicas, las mismas que le conducirían a  la noble e innoble Cuna de los Destinos, cumpliendo así-,  los ancestrales designios de sus únicos e ineludibles Universos.
             
MABG.

Marpin y La Rana





                                          

No hay comentarios: