EL BLOG COMPARTIDO

martes, 14 de julio de 2015

Supongo que la gente y yo estamos en ondas distantes y paralelas. No nos ponemos de acuerdo en lo elemental.





No necesito que mis congéneres me comprendan, tampoco su aprobación o beneplácito. Tengo razones para afirmar que la palabra de honor ha sucumbido con argumentos irrefutables que demuestran que las personas vivimos una mentira que parece verdadera. Los acontecimientos  suceden desde que naces hasta que mueres.  Todo no es malo, nunca hay dos cielos iguales de un día a otro,  tenemos colores por inventar  y ríos subterráneos que invocar.  Nosotros hacemos la vida fea o bonita,  vaya el hecho por delante y casi al final.

Agarrado a un inexistente silencio, me balanceo en el  hilo del  silencio absoluto, nunca jamás ha  existido y ahí está. Y pienso en el espacio interior que hay en ti.

MABG

Marpin y la Rana.