EL BLOG COMPARTIDO

viernes, 19 de junio de 2015

¿Casi todos los hombres y mujeres de los partidos políticos entran en POLÍTICA para enriquecerse hasta las trancas? ¡Por el lado más bestia de la vida!



Señoras y señores de la Política (lo de señores y señoras va en clave de mofa porque considero que no lo son):

Ustedes no son solidarios con sus conciudadanos,  y lo demuestran diariamente con sus opulentos hechos y acciones; porque  viajan en coches oficiales con conductor, escoltados por agentes de la ley, obreros armados que deberían estar patrullando por nuestras ciudades ayudando a la comunidad y no a su exclusivo servicio. ¿O no es así?. 

Ustedes(lo de ustedes va en tono burlesco porque no merecen respeto, visten trajes y vestidos caros de diseñp,  cenan, meriendan y comen en elegantes restaurantes. Muestran  sus coloridas y bohemias pulseras, eso sí, junto a sus relojes de oro macizo. No van en chanclas sino en  zapatos y tacones de 200 euros o más, llevan  bolsos de piel y con marca, todo  para mostrar su falsa elegancia. ¿Y la humildad qué?

Por ejemplo, cuando les pillan robando admiten o no  el error, luego,  los de su partido le cambian de puesto y asunto solucionado.  Los políticos reciben en sus despachos, que son nuestros despachos, sobres con dinero negro, parabienes y regalos;  gozan de un lucro y privilegios que nunca jamás tendrán los trabajadores. Viven muy bien los políticos - mientras  millones de hombres, mujeres, niños y ancianos malviven, pierden sus trabajos,  pierden sus hogares y pierden hasta su dignidad. 

El tema es triste y sin chispa de gracia. Los políticos siguen a años luz de las personas normales y corrientes. España necesita políticos decentes y no distantes, políticos que defiendan los derechos, obligaciones  y  libertades de sus conciudadanos,  y que lo hagan por amor a España.
   



Marpin y la Rana.