EL BLOG COMPARTIDO

miércoles, 22 de enero de 2014

HOLA, SOY EL ÚLTIMO POST DE ESTE BLOG.






No quiero decir que sea el último que se escriba, no. Quiero decir que, por ahora, soy el último que se ha escrito. Soy posterior en el tiempo al post de ayer, y he de reconocer, que mi hermano -el post de abajo- me puso triste. Para las letras, la literatura es nuesta madre, la que nos alimenta con leche de tinta y caricias de grafía. Despedir a una madre, aunque sea por un tiempo, causa tristeza. Es como un abandono, como una patada en el trasero, como una despedida jamás justificada, pues hay entidades, personas, seres, cosas vivas y hasta muertas, para los que no cabe la separación.
Sí, me puso triste mi hermano, el de abajo. Y pené por su autor, a quien se le escapaba a raudales la esperanza, dejando charcos salobres y descoloridos, porque no hay color para tanta destemplanza... Son malos tiempos, ya lo sabemos. Cada día nos quitan algo, cada día una dentellada más, y casi somos un caparazón vacío, como esas tierras llenas de fósiles marinos donde antes hubo un mar lleno de vida.
Yo no puedo despedirme de la literatura, aunque soy culpable de haberla abandonado también en determinados periodos, más ocupada en el desaliento que en otros menesteres, con la fuerza justa para estar mal, y sin energía para estar bien. Hasta que...surge el destello. El clavo ardiendo. La roca para el naúfrago, la moneda que permite cenar esa noche al hambriento, el último tren, la vuelta atrás del suicida, el paso que se detiene ante el abismo. La dualidad humana es así.
Ánimo Marpín. Nuestro Blog, te necesita. La literatura te necesita, yo te necesito. Y seguro que las personas que nos leen, te necesitan un poquito, aunque no lo sepan. Y en cualquier caso, todo eso da lo mismo ¡Tú te necesitas a ti mismo!

Un beso y buena mañana.

Ranita

Para Marpín y La Rana. Sí. Porque sin Marpín...no merece la pena este periplo.



3 comentarios:

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

¡Muy buen día de miércoles!

A ti: (Símbolo solar)

Cuando el ave Fénix sentía próximo su fin, formaba un nido con plantas aromáticas que eran consumidas por los rayos del sol. De la ceniza del Fénix nacía un gusano o un huevo de donde salía el nuevo Fénix.

Pilar V dijo...

Besos a ambos, Marpin y Ranita