EL BLOG COMPARTIDO

lunes, 28 de octubre de 2013

Hay muchas verdades con sentido común o no; la tuya, la de ellos, la de ella, la mía...






Y añadió:- Cada uno tiene su verdad respecto a esto u aquello.

- Sólo hay una verdad universal,   dije exponiéndole seguidamente hechos de cuanto contaba; sencillos y encadenados, que creaban un sonido maravilloso. ( Ya hemos llegado al Fin del Principio)

Más tarde, pensé en un par de películas y en sus bandas de música. En un color y en instrumentos.
1. El Diario de Noa.  Y la vida de Pi. 
2. Un semáforo en verde.
3. Los letreros de publicidad.

Aceleré y sobrepasé a una mujer en bicicleta. Al hombre de la camiseta amarilla y a su acompañante, ambos con gemelas zapatillas de deporte. En el retrovisor , una muchacha caminaba de espaldas a la vida y agitaba los brazos.
Las miradas fijas y perdidas, entre las composiciones de un  azul contaminante pitándome con rabia. ¡Peligro!, polución a la izquierda. Gente respirando de pie o sentados en la parada del autobús.
A la derecha; la papelería, la farmacia, la tienda de los chinos y la de "Compramos Oro". El bar, la joyería, la pajarería, otro Bar...
Acelero con prudencia. Tranquilo, casi has llegado,  soñé...la gasolinera. Una furgoneta salta impunemente la señal de tráfico  Ceda el paso. Peligro, un camión no respeta el Stop. Los transeúntes parecen conejos de dos patas. Cuidado. Abre los párpados de par en par.
Y mis ojos son dos platos. ¡El pan!
Pienso en la larga ausencia de los dioses.
Necesito harina,  - le digo adiós a las  aglomeraciones.
Tengo que desviarme unos kilómetros y lo hago.
¡Hola! Vengo a por un pan redondo. Estoy teniendo un viaje de un plano a otro plano. ¡Sabe usted, señor panadero!.
Nadie escucha nada de lo que digo
Acelerando me marcho. No sé si estoy en un  plano astral, paralelo o superpuesto...Más adelante hay un puente levadizo que empieza a descender. ¡Ya estoy dentro! Primero, belleza absoluta e irrepetible,  todo es similar a un milagro. Me permiten que vea el fondo, y admiro lo que se puede divisar. Me he visto, muerto y vivo a la misma vez, en el espejo del salón.
Retrocedamos una docena de pasos. Con emociones y sin virtud  me he presentado completamente desnudo. El final de la leyenda, lo adelanto por si  los cielos derrapan. Ya vienen las Energías Superiores.  No le des mas vueltas y alégrate.. Hoy,  a las doce de la mañana has tenido un viaje existencial. Has visto un aterrador prodigio.
 
(No se han valorado ninguna de mis acciones benevolentes.. No es procedente,  aquí sólo cuenta  lo nefasto.)


Ya estoy leyendo la leyenda de los tipos perversos que atacan al tipo bueno, el hombre bueno se hace momentáneamente más malo que ellos,  superando con creces a la perversidad,  conoce el sentir de sus congéneres, y con la maldad de otros  hace Bien.  ¿Acaso no es motivo de regocijo?  El caos recupera su equilibrio.

Durante el viaje me vi con intensidad. No como cuando te peinas, lavas la cara o te afeitas. He entrado en lo que soy, siento mis errores y una congoja. He vomitado el café con leche. No ha quedado ni una gota en el tintero. He contemplado mí energía resultante en otra dimensión, sin patrañas me ha mirado mi conciencia. Espíritu, que no es flojo ni fuerte, desafiante. Te has comunicado con la Muerte. Vuelve por donde vienes.

-Miguel Ángel B G-
 Marpin y la Rana


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Marpin, me gusta mucho como escribes, me recuerdas a mi padre.
Gloria de Murcia.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Gracias, Gloria, por tus palabras.

Anónimo dijo...

Es lo mejor que he leído en mucho tiempo.