EL BLOG COMPARTIDO

martes, 21 de febrero de 2012

¡QUÉ PILLIN, URDANGARIN!


Caricatura de Iñaki Urdangarín, de Pablo García 

Esta historia tan intensa
trata de un chico plebeyo
que quizá por ser muy bello
enamoró a una princesa.

Con su estampa deportista
sobre las pistas de Atlanta
volvieron loca a la infanta
sus piruetas en la pista.

Con el tiempo esa locura
por el chicarrón del norte
al rey y a toda la corte.
ha vuelto la vida oscura.

Metió la mano en la caja
el  Duque lindo de Palma.
Letizia pierde la calma,
 la reina está cabizbaja.

Llora que llora Cristina
el rey le quiere capar
Y sólo Marichalar
se ha reído cosa fina. 


El juez lo tiene estudiado
le imputa cuatro delitos
le han "pillao" con el carrito
y con todos los helados. 

¡Qué fácil meter la mano
por ser el yerno del rey
Mejor respeta la ley
y vuelve a tu  balonmano!

Pueblo español en apuros...
¿Escuchas Tilín, Tilín?
¡Los euros de Urgangarín
mientras nadie tiene un duro!


Y por si nos pilla el  toro
muy presuntamente todo


Ranita


8 comentarios:

Houellebecq dijo...

Muy bueno e inteligente resumen en verso de la carrera de este pájaro. Dónde dices pillín yo digo algo más fuerte pero claro, no rima. Otro de los que nos indignan a diario.

Dr.Mikel dijo...

Joer como han cambiado los cuentos de reyes, duques y princesas.
Lo estoy viendo mucho a este chico haciendo públicidad por las tiendas de "MANGO".

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Ya, houllebecq. Si se hubiera llamado "Urdangarón" lo mismo rimaba con lo que has pensado...
Un abrazo.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Dr. MIkel: Muy agudo, sí señor.

Bienvenido y un abrazo.

Pilar dijo...

Menos mal que nos queda gracia y humor para tirar pa'lante.

besos

Mª Pilar dijo...

¿Sabeis lo bueno que tenemos los españoles? que sabemos hacer de todo un chiste. Y aunque este maldita la gracia que tiene, el verso de ranita es impecable. Enhorabuena.

Un abrazo

Pilar

Anónimo dijo...

los pobres abmiramos a la nobleza

efa dijo...

je, fantástica sátira, y sí, la familia real está hasta el cogote.
Valoro mucho tu post pues no suelen leerse sátiras políticas.
Abrazo