EL BLOG COMPARTIDO

domingo, 12 de febrero de 2012

LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE LENTAMENTE


Mécete lentamente
para que las olas no se despierten
No digas nada,
ni una palabra.
Piensa que el mar te arrastra
y que voy montado en tu barca.

Mécete lentamente
y un batir de plumas será tu vientre,
tiende tus alas
a lo que pasa.
Vuela, encendida ave,
yo seré tu viento en el aire.

Mécete lentamente
ata los segundos y no los sueltes.
Fin y principio
suman lo mismo.
Haz de este instante un siempre,
un preludio eterno a la muerte.

Mécete, barca mía,
mécete, ave mía,
mécete, tiempo mío,
lentamente,
lentamente.

-L.Eduardo. A-

El blog de marpin y la rana

4 comentarios:

Houellebecq dijo...

Feliz Domingo y deja que la tarde pase lentamente entre poesía como esta y similares. No todo es malo si hay versos.

Pilar dijo...

Slowly...

Anónimo dijo...

Lentamente, maldita sea lentamente se te va la vida, se te van los hijos, se te va la salud y a veces lentamente llega el fin. Alguien está jugando con nuestras vidas. Lentamente te desengañas de la amistad, de los amigos, que crueldad tal lentitud

EL Aleman

Anónimo dijo...

Y a veces lentamente saboreas una buena comida, una excelente compañía, un maravilloso atardecer, un amor
Que maravillosa lentitud

El aleman